Celebran en Peñuelas una “petición contestada”

Los artesanos tuvieron espacio para presentar sus obras y productos, mientras que los niños disfrutaban
coloreando páginas con mensajes alusivos a la solidaridad de la lucha ciudadana.

Con la convicción de que sus reclamos provocarían el cese al depósito de cenizas y con la fe de que los pacientes de cáncer recuperen su salud, cientos de personas acudieron al barrio Tallaboa en Peñuelas para celebrar la cuarta edición de la Promesa de Reyes.

Pero esta vez, la actividad convocada por líderes del Campamento en contra del depósito de cenizas tuvo un sentido especial.

“Más que pedir hoy venimos a agradecer porque nuestras peticiones fueron escuchadas”, así afirmó la activista Yanina Moreno Febre al reaccionar a la reciente firma de la gobernadora Wanda Vázquez al Proyecto del Senado 1221, que prohíbe el depósito y disposición de cenizas tóxicas de carbón en Puerto Rico.

La victoria comunitaria provocó que la Promesa de Reyes se transformara en una festividad de agradecimiento, que ni la incertidumbre por el reporte de movimientos telúricos en el área sur ni la fuerte lluvia que acaparó la zona fueron un disuasivo para los presentes.

Oneila Pérez Rivera viajó desde Aibonito para pre-senciar la singular actividad, motivada por la tenacidad de los peñolanos en esta lucha.

“Siempre vi por la televisión y las noticias el compromiso de los líderes de esta lucha y la forma en que se mantuvieron firmes que decidí venir”, sostuvo.

De igual forma, Eulalia Centeno Ramos llegó desde Cayey a celebrar junto a los peñolanos.

“No bajaremos la guardia. Ahora nos toca velar por hacer cumplir la ley. Tenemos que dar seguimiento a las acciones del Departamento de Recursos Naturales quienes tienen que ahora poner en función lo que firmó la gobernadora. Estaremos vigilantes de que no sea un proyecto muerto”, dijo el líder comunitario Jimmy Borrero Costa.

Mientras se realizaban los acostumbrados rezos en voz del peñolano Gerardo López Pérez, una mujer solicitaba las peticiones a los Reyes Magos. Estos era depositados en una cajita y luego serían quemadas al final de la promesa como símbolo de que fueron escuchadas.

Según supo La Perla del Sur, varios de los presentes peticionaron por la salud de los pacientes de cáncer de toda la Isla, pero en especial los afectados por el depósito de cenizas. Otros, pidieron el cese de los movimientos telúricos en esta zona sur.

Desde la tarima que emulaba a un altar jibaro rodeada de pavas, un nacimiento jibaro y una mesa que presentaba las banderas de aquellos países afectados por el depósito de cenizas, los músicos interpretaron aguinaldos con trovas alusivas al triunfo en la lucha contra las cenizas de carbón.

Al lado de la tarima, como un segundo altar, los presentes se tomaban fotos y contemplaban las imponentes figuras de los Reyes a Caballo, un presente tallado en madera del artesano ponceño Pedro Pablo Rinaldi que simboliza la lucha del campamento por los últimos años.

Por su parte José Francisco Sáez Cintrón, partícipe de múltiples luchas ciudadanas y ex empleado del Instituto de Cultura Puertorriqueña, se mostró muy agradecido por el apoyo de cada una de las personas asistentes al evento.

“Este año esta promesa tiene una connotación muy especial por la firma de la gobernadora. Es una petición contestada. Esta promesa es la culminación del proceso de una etapa de esta lucha” dijo Sáez Cintrón.

Los artesanos tuvieron espacio para presentar sus obras y productos, mientras que los niños disfrutaban coloreando páginas con mensajes alusivos a la solidaridad de la lucha ciudadana.

Los residentes de Peñuelas, encabezados por los lideres del Campamento en contra del depósito de cenizas, llevan años luchando en contra de esta práctica y denunciando como su toxicidad ha provocado una alta incidencia de cáncer de residentes aledaños al lugar del depósito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.