Carnival extiende suspensión de viajes de sus barcos

Según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, la paralización del sector en 2020 supuso la pérdida de 518,000 empleos

Foto Visualhunt

Miami – El grupo Carnival Cruise Line anunció este viernes que extiende la suspensión de los viajes de crucero hasta el 30 de abril para los que salen de Estados Unidos y hasta el 31 de octubre para los de Carnival Legend con base en Europa.

También extendieron hasta el 19 de mayo la suspensión de los cruceros con salida desde puertos de Australia y aplazó hasta el 29 de mayo la salida de uno de sus barcos, el Mardi Gras, desde Puerto Cañaveral en Florida.

Carnival, con sede en el condado de Miami-Dade (Florida) y 28 barcos en funcionamiento antes de la pandemia, sigue así los pasos de otras grandes compañías del sector de los cruceros, como Norwegian, que el 18 de enero anunció también un aplazamiento de sus salidas hasta el 30 de abril.

La reanudación de las operaciones de las compañías de cruceros depende a la evolución de la pandemia de Covid-19, que tiene al sector casi completamente paralizado desde hace meses y en una difícil situación económica.

Antes de los aplazamientos hasta el 30 de abril la fecha fijada para terminar con la suspensión de la navegación en Estados Unidos era el 31 de marzo.

A los pasajeros de los cruceros de Carnival cancelados se les ofrece el reembolso completo del pago o un crédito para futuros viajes, dice un comunicado del grupo.

“Los pasajeros y los agentes de viajes asociados a nosotros siguen manifestando su lealtad a Carnival y su deseo de volver a nuestros barcos tan pronto como puedan. Estamos alentados por la demanda de reservas y la actividad que seguimos viendo”, dijo Christine Duffy, presidenta de Carnival Cruise Line.

Duffy dijo que están deseando que la actividad vuelva a los barcos pero “desafortunadamente” va a tomar un tiempo más.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos establecieron en octubre pasado que para poder reanudar sus viajes desde puertos de este país las compañías deben cumplir con los requisitos de la Orden de Navegación Condicional.

Esa orden hace necesario que las compañías “tomen las medidas adecuadas de salud y seguridad para los tripulantes, mientras aumentan la capacidad de sus laboratorios para realizar pruebas a futuros pasajeros”.

Los CDC aludieron a la “evidencia” de que los viajes en cruceros “facilitan y amplifican la transmisión de Covid-19, incluso cuando los barcos navegan con una capacidad de pasajeros reducida”, y, por ende, el riesgo de transmisión de la enfermedad en las comunidades de los puertos en los que atracan los buques.

Según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, en inglés), la paralización del sector en 2020 supuso la pérdida de 77,000 millones de dólares en actividad económica a nivel global, de 518,000 empleos y de 23,000 millones de dólares en salarios.