Capacitarán a más de 600 confinados en plomería y electricidad

Le darán prioridad de participación a confinados, cuya reintegración a la libre a la comunidad sea en alrededor de seis meses a un año

Foto: Suministrada

SAN JUAN – Con el objetivo de brindarles herramientas para ampliar sus oportunidades, previo a su reinserción a la sociedad, el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) inició hoy un programa de capacitación en plomería y electricidad que impactará a 687 confinados en seis instituciones, incluyendo el Centro de rehabilitación para mujeres de Bayamón.

Según explicó el secretario del DCR, Eduardo J. Rivera Juanatey, el proyecto de adiestramiento, alineación e inserción al mundo laboral está integrado por dos cursos técnicos que se ofrecerán de manera virtual en las áreas de plomería y electricidad básicas.

“Hemos atemperado el proyecto a la nueva realidad que nos ha traído el COVID-19, la educación en línea. Inicialmente iba a ser un programa presencial, pero hemos decidido continuar rigiéndonos por los protocolos que nos han permitido mantener libres de contagio a la población penal”, aseguró Rivera Juanatey.

Este agregó que se le dará prioridad de participación a confinados, cuya reintegración a la libre a la comunidad sea en alrededor de seis meses a un año.

“De este modo, estamos armándolos con herramientas para que regresen a la sociedad con un certificado y mayores oportunidades laborales, ya sean como empleados o empresarios. Por ello, como parte de los cursos, se incluyen simulaciones de entrevistas y el desarrollo de un resumé personalizado para facilitarles las oportunidades de progreso”, señaló el Secretario.

La meta del proyecto, según el funcionario, es ampliar las oportunidades de adiestramiento, readiestramiento y empleo para promover la autosuficiencia de los participantes mediante estrategias dirigidas al desarrollo de destrezas de gerencia personal, empleabilidad y cultura de trabajo.

“Estamos conscientes de la importancia de educar y proveer algún tipo de certificación que le sirva a la población para convertirse en personas productivas, que puedan aportar a sus familias y a la comunidad, a la vez que les refuerza la confianza en sí mismos. Incluimos, además, a la población femenina, porque quisimos darles la oportunidad de que fuesen ellas las que tomaran la decisión de participar en este programa”, dijo el secretario del DCR.

Como parte del inicio del programa, la gobernadora Wanda Vázquez Garced les ofreció un mensaje de motivación enfatizando la importancia del compromiso de cada uno de los participantes con esta oportunidad y su proceso de rehabilitación.

El presupuesto asignado de $1,096,000, que permite sufragar el programa proviene de los fondos de multas generadas bajo el caso federal Morales Feliciano.

Por emplearse un método de enseñanza virtual, pueden participar simultáneamente confinados en diferentes instituciones.

El programa se dividirá en dos sesiones de sobre 300 participantes en cada una.

Las instituciones que se impactarán son el Campamento El Zarzal en Río Grande, Máxima 292 y 1072, ambas del Complejo correccional de Bayamón, el Centro de rehabilitación para mujeres de Bayamón y Sabana Hoyos 728 y 216.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.