Camioneros piden a Pierluisi que defienda las nuevas tarifas

"Anoche (martes), la Junta de Control Fiscal le escribió una carta al Negociado de Transporte en la que se reitera en su intención de prohibir que entren en vigor las nuevas tarifas y amenaza con llevar el asunto a los tribunales”, explicó Carlos Rodríguez, coordinador del Frente Amplio de Camioneros.

foto: Cybernews

SAN JUAN – Los camioneros, quienes se mantienen en paro desde la madrugada del miércoles, exigen al gobernador Pedro Pierluisi que defienda las nuevas tarifas aprobadas en el Reglamento del Negociado de Transporte.  

La paralización de los trabajos de los transportista de país se da luego que la Junta de Control Fiscal, impidiera que entre en vigor el Reglamento del Negociado de Transporte que contiene esas nuevas tarifas que rigen a todos los transportistas de Puerto Rico.  

“Las tarifas de transporte público no se revisan desde el año 2005 y es una injusticia que está afectando la viabilidad económica de miles de padres y madres de familia en Puerto Rico, quienes tienen que cumplir con rigurosos requisitos reglamentarios para poder transportar la carga, y que, con las tarifas del 2005, ya no pueden resistir más. Anoche (martes), la Junta de Control Fiscal le escribió una carta al Negociado de Transporte en la que se reitera en su intención de prohibir que entren en vigor las nuevas tarifas y amenaza con llevar el asunto a los tribunales”, explicó Carlos Rodríguez, coordinador del Frente Amplio de Camioneros. 

Rodríguez indicó que la decisión de la Junta es “arbitraria e ilegal” por entender que no tiene jurisdicción sobre contratitas. 

“Ese ente dictatorial no tiene jurisdicción sobre contratistas independientes que no son empleados gubernamentales ni afectan las finanzas públicas, y porque no puede derogar la Ley del Negociado que data del año 1917, y que es el fundamento para que el Negociado de Transporte establezca válidamente las tarifas. Además, los fundamentos expuestos en la carta de anoche no son válidos y lo que hacen es reflejar las posturas de los grandes intereses dueños de la carga como MIDA y la Cámara de Comercio de Puerto Rico”, dijo. 

“La Junta colonial lo que quiere es proteger los intereses de los ricos para obligarnos a aceptar la reducción de las tarifas y no lo vamos a permitir. Ya los camioneros no aguantamos más. Cuando aumenta la luz, el gas y la canasta básica de alimentos, la Junta no dice nada. Cuando hace falta proteger a los trabajadores con un aumento razonable de la tarifa o el salario, entonces la Junta se entromete para favorecer a los ‘colmillús’ del país como MIDA y la Cámara de Comercio. Seguiremos en Asamblea Permanente hasta que la Junta dictatorial desista de impedir que entre en vigor el Reglamento de las Tarifas”, añadió por su parte el Edwin Marrero, presidente Asociación de Camioneros de Arrastre. 

Ambos líderes del Frente Amplio reiteraron que si la Junta desiste de imponer la desregulación del mercado en Puerto Rico, están dispuestos a dialogar y compartir información para que la Junta entienda cómo funciona el transporte público en Puerto Rico y por qué es indispensable aumentar la tarifa según establecida por el Negociado de Transporte. 

De igual forma, el Frente Amplio aseguró que se hicieron todas las gestiones necesarias con la policía y transportistas para que no se afecte la salud y seguridad de las personas más vulnerables y la normalidad de los hospitales y otros servicios de salud.