Cámara aprueba medida que da autonomía al Centro Comprensivo de Cáncer

Foto: Suministrada

SAN JUAN – El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Carlos Méndez, informó este sábado que el pasado jueves, dicho cuerpo aprobó una medida que le brindaría autonomía al Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe, en San Juan.

Según explicó Méndez en un comunicado de prensa, el Proyecto de la Cámara 1903 excluiría al centro sanitario de la aplicación de las leyes de Contabilidad del Gobierno, de Cumplimiento con el plan fiscal y la de servicios generales, entre otras leyes.

De esta manera, al Centro Cardiovascular, ubicado en el Centro Médico de Río Piedras, le permitiría mantener una administración ágil y fiscalmente responsable, y al mismo tiempo, pueda ser eficiente a la hora de cumplir con su misión, el de salvar vidas.

“El área de la medicina atendida en dicha corporación pública es una altamente especializada, de la cual depende la vida de cientos de pacientes. Sin embargo, aun cuando es establecido por ley que la corporación tendrá autonomía, en la práctica no funciona de esa manera”, explicó Méndez.

Según el líder cameral, el Centro Cardiovascular actualmente no cuenta con personal suficiente, específicamente en el área de enfermería, debido a que ha tenido una merma de empleados en dicha área.

Sin embargo, según Méndez, aun cuando cuentan con los recursos y el presupuesto necesario para contratar personal para estas posiciones, se encuentran imposibilitados de así hacerlo hasta tanto la Oficina de Gerencia y Presupuesto del Gobierno (OGP) autorice las contrataciones.

Méndez mencionó otra problemática, de que al momento de comprar equipo médico de emergencia, los mismos ascienden a 10.000 dólares, lo cual los imposibilita de hacerlos, ya que para adquirir estos, tienen que solicitar autorización de la OGP, poniendo en riesgo a los pacientes.

El líder cameral añadió que durante administraciones pasadas, se aprobaron y se emitieron comunicaciones para eximir a la Corporación del Centro Cardiovascular de cumplir con lo anteriormente denunciado, debido a la importancia y necesidad de esos servicios, trascendentales para la salud del paciente cardiovascular.

No obstante, dichas comunicaciones necesitaban ser elevadas a rango de ley, de manera que se perpetúe la intención específica de mantener una administración ágil en el Centro Cardiovascular, que sea fiscalmente responsable, pero que le permita ser eficientes a la hora de cumplir con su misión.