PONCE: Levantan interrogantes súbitas inundaciones del pasado viernes

(Fotos: Héctor L. Cosme) ARCHIVO

PONCE- Las imprevistas inundaciones que paralizaron gran parte de la zona urbana de Ponce el pasado viernes han levantado nuevas interrogantes sobre la vulnerabilidad de la ciudad ante un evento de lluvia prolongando.

Durante un periodo de tres horas, entre las 3:00 y 6:00 de la tarde, se registraron cuatro pulgadas y media de lluvia en la ciudad, se detuvo el tránsito vehicular en múltiples sectores y ocurrieron apagones que dejaron a miles de abonados sin servicio eléctrico durante horas.

De inmediato, las redes sociales se abarrotaron con personas que desahogaron su frustración por la rapidez con la que se inundaron algunas de las principales arterias de tránsito vehicular, precisamente cuando muchos salían de sus centros de trabajo y se dirigían a sus hogares.

En entrevista con La Perla del Sur, el director regional de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Paul Fourquet Barnés, reconoció que durante el evento de lluvia se reportaron deslizamientos menores en el norte de Ponce, al igual que inundaciones que dejaron a sinnúmero de conductores varados en sus vehículos.

Entres las arterias más afectadas estaban la Avenida Las Américas, el Ponce By Pass y la Avenida Ednita Nazario.

“Hay que hacer una evaluación bien detallada de qué fue lo que pasó. Hay una combinación de cosas, incluyendo la cantidad de precipitación en poco tiempo y el estado en que se encuentran los desagües. Hay que hacer una evaluación seria sobre qué fue lo que pasó para que esto no suceda en futuras ocasiones y las comunidades no se vean tan afectadas”, declaró Fourquet Barnés.

“Una situación de lluvia prolongada, de varias horas o de varios días, nos puede llevar a situaciones bien, bien desagradables”, continuó. “Desgraciadamente, los sistemas de desagües, no tan solo de Ponce si no de cualquier ciudad, no tienen la capacidad para trabajar con esa cantidad de lluvia por espacios sostenidos”.

El episodio, añadió, provocó inundaciones y daños a propiedades en el barrio La Playa, al igual que las urbanizaciones Perla del Sur, Mariani y Los Maestros.

En estas últimas tres, voluntarios de la Cruz Roja Americana visitaron 20 residencias para evaluar daños y entregar artículos de primera necesidad.

Reparten culpas

Por su parte, el presidente del Partido Popular Democrático en Ponce (PPD) y candidato a la Casa Alcaldía, Víctor Vassallo Anadón, no tardó en atribuir los problemas de drenaje a la falta de mantenimiento y limpieza de alcantarillas.

“En unas horas la ciudad se inundó por falta de mantenimiento al sistema de alcantarillas y drenajes. La reducción de jornada laboral a empleados municipales no permite el tiempo requerido para mantener en perfecto estado y dar el  mantenimiento que demanda la infraestructura de la ciudad”, sentenció el legislador en declaraciones escritas.

Respondiendo a esta denuncia, la alcaldesa María Meléndez Altieri adjudicó la situación a problemas de infraestructura, los cuales atribuyó a administraciones pasadas.

“El problema de las inundaciones en Ponce lleva décadas y responde a una errada planificación de construcciones relacionadas a Ponce en Marcha”, dijo la alcaldesa en un comunicado de prensa. “El agua no discurre como debe ser por las malas construcciones de complejos residenciales y carreteras”.

Responsabilidad compartida

A pesar de esto, Fourquet Barnés indicó que la situación en Ponce solo se puede atender con un esfuerzo conjunto de todos los sectores.

“Obviamente, a las alcantarillas hay que darle mantenimiento, pero por el otro lado hay que tener presente que la basura no llega a las alcantarillas por obra y gracia. Tiene que haber un esfuerzo, tanto del Gobierno como de las comunidades, de recoger la basura y mantener las áreas limpias”, dijo el encargado regional de AEMEAD.

“En casos de lluvias severas, estas son las consecuencias”, insistió.

“Con un pluvial o desagüe que se afecte por basura o porque está tapado se pagan las consecuencias, porque todo es una cadena”, continuó. “Por lo tanto, nosotros como ciudadanos tenemos que dar un paso al frente para ver qué pasa a nuestro alrededor y entender que podemos aportar. Aquí todo el mundo tiene que meterse en el juego, porque no es solamente que un área se inunde, es la seguridad de los nuestros”.

Tareas para Villa del Carmen

En esa dirección, equipo liviano del Gobierno Municipal de Ponce reubicaba este martes en la mañana corteza terrestre que obstruía una línea de desague subterránea de 24 pulgadas, ubicada en terrenos del Hotel Ponce Hilton.

La tubería se origina en la urbanización Villa del Carmen y es puntual para evitar que esta comunidad se exponga a inundaciones repentinas. Los vecinos del área, además, cuentan con una sola vía de entrada y salida, incluso ante una situación de emergencia.

La tarea de reubicación de suelo y remoción de maleza -advertida a La Perla del Sur por residentes de la zona- forma parte del programa de mantenimiento de las cuencas y desagües naturales de La Playa de Ponce, explicó a este Semanario el gerente de Operaciones de la hospedería, Juan Español Bonilla.

Según expuso, la limpieza de la zona inmediata al desagüe y al canal de drenaje natural se realiza al menos una vez al año, luego de una inspección hecha por técnicos del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

“Casi siempre, para la temporada de huracanes, se limpia el área para que el agua fluya por el canal hasta el mar y este año el Departamento (DRNA) hizo la coordinación con el municipio”, indicó Español Bonilla.