Buscan prohibir participación de todos los Jefes de agencia en actividades político partidistas

La medida fue propuesta por el Presidente del Senado

Foto: Cybernews

EL CAPITOLIO – El presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, radicó un proyecto de ley para que a todos los miembros del gabinete del Gobernador y a todo jefe de agencia en Puerto Rico que implemente política pública, se les prohiba participar en actividades político-partidistas.

El proyecto de ley procura “:establecer las normas de limitación para la participación de ciertos funcionarios del Gobierno en actividades político-partidistas, en la jurisdicción de Puerto Rico y los Estados Unidos”, se indicó este domigo en una declaración escrita.

En la medida, Dalmau Santiago establece que se debe separar de manera clara y contundente la participación de los jefes de agencia de su rol como administradores públicos y su participación en las actividades político partidistas. “Hasta cuando el gobierno tiene que sufrir el mal de la corrupción gubernamental. Este Pueblo no puede tolerar que se confunda la función de las agencias gubernamentales con las actividades políticas. Cuando se confunde la gestión gubernamental con las actividades partidistas o de proselitismo político y se utiliza el ente gubernamental y los recursos del pueblo con esos fines o propósitos, se lacera demasiado la democracia y la fe del pueblo en sus instituciones”, dijo Dalmau Santiago.

El líder senatorial recordó que la prohibición existe para cuatro funcionarios gubernamentales: Justicia, Educación, Policía y Hacienda. “Sin embargo, vemos que resulta insuficiente esa limitación como cortapisa a la corrupción gubernamental en el país. Sin embargo, recientemente se ha visto como se han utilizado jefes de agencia para recaudar y financiar partidos políticos y candidatos”, afirmó Dalmau Santiago.

“Aunque la honestidad y los valores deben ser parte esencial de cada funcionario, es importante legislar para que quede meridianamente claro que la participación de estos funcionarios en los asuntos político partidistas estará prohibida en todo momento. Sin excepciones ni excusas. Esto es intolerable en una sociedad democrática. El gobierno debe contar con funcionarios públicos honestos y dedicados a administrar la cosa pública sin presiones, amenazas o interferencia de los intereses político partidistas”, indicó Dalmau Santiago.

“Los recursos y fondos públicos son para servicios a nuestra gente, la función de gobernar no tolera el desvío de dinero y el uso de las facultades y accesos de cada ente administrativo de gobierno para campañas en vez de para cambiar las vidas de nuestra gente. La transparencia no puede tener matices ni excepciones”, sentenció el también Presidente del Partido Popular Democrático.