Bajan ligeramente los casos de COVID-19 y las muertes en Florida

Foto: EFE/Cristóbal Herrera/Archivo

MIAMI – Los casos nuevos de COVID-19 reportados en Florida (EE.UU.) este sábado, 3,190, cayeron ligeramente con respecto a la jornada anterior, al igual que la cifra de fallecidos, que añadió 108, mientras el estado avanza en su reapertura económica por fases en medio de protestas de trabajadores del sector del ocio.

De acuerdo con datos del Departamento de Salud estatal, hoy se contabilizaron 460 contagios y 66 muertes menos que el viernes, cuando el gobernador, Ron DeSantis, anunció que los condados Miami-Dade y Broward, los dos más afectados, pueden pasar a partir del lunes a la segunda fase de reapertura.

Durante la Fase 2, las autoridades estatales permiten que aumente la capacidad de personas en tiendas, restaurantes y gimnasios, además de la reapertura de los parques de atracciones como los turísticos de Disney, enclavados en Orlando (centro).

Un poco antes de este anuncio, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, avanzó que también puede volver a abrir el zoológico de Miami, uno de los más grandes del país y el único subtropical en tierra continental.

La suma total desde el 1 de marzo que comenzaron los reportes de casos y muertes por la pandemia asciende hoy a 661,571 y 12,756, respectivamente, contando los decesos a personas no residentes en el estado.

La tasa de positividad diaria que reporta el ente estatal también bajó, a 4.42 %, de 72,939 tests realizados.

Esa tasa corresponde al viernes, mientras la del jueves último fue de 5.51 %.

DeSantis aseguró ayer en una conferencia de prensa en Miami que no solo ha bajado el número de contagios del coronavirus SARS-CoV-2 en todo el estado, sino también el número de personas hospitalizadas.

De igual manera se pronunció Giménez con respecto a su condado, considerado epicentro de la pandemia.

Este sábado, Miami-Dade, que tiene casi 3 millones de habitantes, reporta 415 casos nuevos confirmados y 46 muertes adicionales.

Sus totales hasta la fecha son de 163,790 y 2,882, respectivamente.

Mientras la mayoría de los 67 condados de Florida permiten que los bares y centros nocturnos reabran, Giménez dijo que los de Miami-Dade no lo harán todavía.

“Mi Administración está analizando qué negocios podemos reabrir que se vieron obligados a cerrar en junio debido al aumento (de casos) después del Día de los Caídos”, dijo Giménez.

Entre estos se incluyen cines, boleras, teatros y salas de juegos.

Las autoridades de Broward, el condado vecino que acumula 74,273 contagios y 1,279 decesos desde marzo, se han planteado lo mismo.

La decisión provocó una protesta anoche de camareros, “barmans”, porteros, artistas y promotores de entretenimiento en Hollywood, una ciudad cercana a la de Miami, según reportan medios locales.

“No puedo más con mis ahorros. Se han ido”, dijo la camarera Olga Mejía a la televisión Local 10.

“Estoy atrasada en el pago del alquiler. Estoy atrasada en el pago de mi automóvil”, añadió la trabajadora entre un grupo de manifestantes que pidieron volver a sus puestos, eso sí, usando todas las medidas de seguridad necesarias.