Baja en contagios de Covid: cuestionable por desplome en pruebas

Solo en la jurisdicción de Ponce, la cifra acumulada de pruebas realizadas ha decrecido 60 por ciento desde el pasado mes de diciembre, lo que impide un diagnóstico certero del nivel de positividad de Covid en la población.

Foto suministrada

La caída que desde el pasado mes de enero Puerto Rico reporta en el total de casos diarios de Covid-19 no necesariamente responde a un retroceso en el nivel de contagio en la isla, como plantean ejecutivos gubernamentales y repiten algunos medios de comunicación.

En su lugar, la curva descendente de casos confirmados ha sido causada por una baja vertiginosa en el número de pruebas diagnósticas realizadas durante los pasados dos meses, puntualizaron a La Perla del Sur expertos en el tema.

Solo en la jurisdicción de Ponce, el número de pruebas realizadas ha decrecido 60 por ciento desde el pasado mes de diciembre, como advirtió la epidemióloga municipal Karla López de Victoria Cancel.

Más aun, el total de pruebas administradas desde entonces ha resultado “insuficiente” para trazar un panorama certero del nivel de positividad de Covid en la población local, un problema que a juicio de la epidemióloga se repite en los demás municipios.

“Durante los primeros 14 días del mes de febrero se realizaron en Ponce 1,464 pruebas (a razón de 104 al día), cuando deberíamos tener alrededor de 4,600 para nosotros poder determinar que el por ciento de positividad está dentro de los parámetros de calidad”, precisó López de Victoria Cancel.

Según reveló, las 1,464 pruebas de febrero contrastan con las 3,400 obtenidas en Ponce durante igual periodo de diciembre.

“La reducción ha sido bastante palpable en cuanto a estadística se refiere”, agregó la epidemióloga. “Esto no es algo particular de Ponce, sino de toda la isla”.

“En estos momentos podríamos estar viendo un por ciento de positividad que esté subestimado y eso trae a colación algunas decisiones de salud que pudieran impactar negativamente la salud de todo Puerto Rico”, abundó.

Cálculo errado

La presunta baja en la cifra de nuevos casos del virus ha sido pilar entre los argumentos empleados por la administración del gobernador Pedro Pierluisi Urrutia para flexibilizar aspectos como el toque de queda y el límite máximo de personas en comercios.

También para impulsar la reapertura de las escuelas públicas y privadas a partir del próximo mes de marzo.

Según estadísticas del Departamento de Salud de Puerto Rico, durante los pasados 45 días (enero 2 a febrero 15) se han reportado 17,482 nuevos casos confirmados de Covid-19 en el país, en comparación con 29,759 casos acumulados durante los 45 días previos (noviembre 18 a enero 1): una baja de 42 por ciento.

“Confiamos que el Departamento de Salud y la Coalición de Salud van a estar realizando ajustes estadísticos en los próximos días para que las decisiones que se tomen en el país sean unas adaptadas a la realidad estadística del país y no sobre subestimaciones que pudieran estar dándose por el efecto de la merma en pruebas”, añadió López de Victoria Cancel.

Pruebas: opacadas por la vacuna

Por otra parte, la especialista reconoció que desde que inició el proceso de vacunación en la isla, ha surgido un falso sentido de seguridad que podría desalentar el interés general por las pruebas diagnósticas.

“Esta merma exponencial comenzó a principio de diciembre, cuando se empezó a hablar que la vacuna iba a llegar. Una vez las personas comienzan a pensar que hay luz al final del túnel, empieza a bajar el número de pruebas realizadas en cada uno de los municipios de Puerto Rico”, comentó López de Victoria Cancel.

Asimismo, la epidemióloga rechazó que la baja frecuencia de pruebas se deba a una escasez de las mismas, como ocurrió durante los primeros meses de la pandemia, y descartó que el proceso de vacunación le haya restado personal a los centros que las administran.

“Si algo ha ocurrido en estos últimos meses es que la disponibilidad de pruebas ha aumentado y las (pruebas) de antígeno han venido a suplantar las pruebas serológicas. Distintas pruebas hay, incluso en los pequeños laboratorios de comunidad”, dijo.

Quien no busca, no encuentra

Por su parte, la epidemióloga y catedrática de la Escuela de Salud Pública en el Recinto de Ciencias Médicas, Cruz María Nazario Delgado, argumentó que el gobierno no ha hecho un esfuerzo organizado ni consistente por redoblar su campaña de pruebas diagnósticas, para no afectar sus prioridades de política pública.

“El refrán dice que el que busca, encuentra. Pero en este caso, como la intensión es no encontrar casos, pues la respuesta del gobierno es simplemente no buscar. Mientras menos pruebas se hagan, menos casos positivos tienen que reportar”, destacó Nazario Delgado.

“La política pública tiene que estar basada en los datos reales. No se pueden afectar las estadísticas para justificar una política pública”, añadió, en referencia a la insistencia del gobierno por reabrir las escuelas en marzo.

Según explicó, aunque hay pruebas disponibles en laboratorios privados e instituciones médicas alrededor de la isla, los esfuerzos del Departamento de Salud para promover que la ciudadanía acuda en masa a laboratorios y eventos de diagnóstico también han sido inconsistentes e inefectivos.

Esto, a su juicio, contrasta con el discurso público del gobernador, quien el 2 de enero anunció que se multiplicaría la realización de pruebas diagnósticas en el país.

“Los que van a hacerse la prueba son los que tienen síntomas y por iniciativa propia. Pero aquí no se está buscando a ese 80 por ciento de personas que, teniendo el virus, no tienen síntomas. Esos se están quedando fuera de las estadísticas”, insistió Nazario Delgado.

“Las actividades que se han hecho han sido para apagar fuegos. Yo estoy hablando de un programa. Los países que han logrado controlar la pandemia lo han hecho realizando pruebas de una forma estandarizada y organizada”, continuó.

“No podemos taparnos los ojos y seguir caminando a ciegas”, sentenció.

Opciones en Ponce

Al cierre de este reportaje, La Perla del Sur supo que este sábado, 20 de febrero, se realizarán pruebas de antígeno -libres de costo- en el Polideportivo de Los Caobos en Ponce, de 9:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los interesados, además, no tendrán que tener cita o referido médico.

En Ponce, las pruebas moleculares siguen disponibles en la Escuela de Medicina (PHSU), Southern Pathology, Laboratorio Toledo y Ponce Clinical Lab.

En estos casos, se requiere orden médica.

“Durante los primeros 14 días del mes de febrero se realizaron en Ponce 1,464 pruebas (a razón de 104 al día), cuando deberíamos tener alrededor de 4,600”, precisó la doctora López de Victoria Cancel. (Foto suministrada)