Ayude a su hijo o hija a continuar su aprendizaje desde casa

A pesar de que las escuelas llevan meses con sus puertas cerradas debido a la pandemia del COVID-19, es importante que los niños, niñas y adolescentes puedan seguir una rutina educativa en casa; así tendrán días más organizados y seguirán aprendiendo.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), si los más pequeños no tienen mucho interés en leer o estudiar, los padres pueden animarlos con juegos, adivinanzas o leyendo con ellos algún texto atractivo para su edad. 

Si ya son adolescentes, UNICEF aconseja que converse con ellos, pues pueden sentirse preocupados, frustrados o enojados; apóyalos transmitiendo esperanza. 

Converse con sus hijos sobre sus clases, comente con ellos lo que les gusta y así poco a poco motívelos a leer, hacer ejercicio y repasar sus materias. 

De igual modo, UNICEF entiende que una muestra de cariño es fundamental para animarlos a estudiar en casa. Ésta es una buena oportunidad para demostrarle a tus hijos tu afecto con palabras que fortalezcan su autoestima y dedicarles más tiempo. 

Para UNICEF es importante que mamá, papá y los demás miembros mayores de la familia apoyen a las niñas, niños y adolescentes para que puedan dedicarse a estudiar un determinado tiempo cada día y mejor si es en un lugar limpio y ventilado. 

Con ello los adultos estarán ayudando a tener una rutina, restableciendo un sentido de normalidad y de aprendizaje favoreciendo la concentración y evitando las distracciones. 

Sin ser maestras o maestros los padres pueden apoyar a sus hijos e hijas a que sigan aprendiendo, según el curso en el que están y de acuerdo a su edad, al realizar el seguimiento a las actividades o tareas asignadas por los maestros de las diferentes materias. 

De acuerdo a UNICEF, no debes preocuparte si desconoces los temas que están siendo abordados en las clases a distancia, lo importante es sentarte junto a tus hijos mientras revisan las lecciones, así se sentirán acompañados y motivados para repasar lo que aprendieron.