Avanzan los preparativos para la vacunación contra el Covid-19

Por otra parte, el Departamento de Salud anunció que ya tiene las primeras 820 dosis del medicamento Bamlanivimab, un tratamiento de anticuerpos monoclonales que podría reducir el número de pacientes que requieran hospitalización por Covid-19.

Foto suministrada

De no surgir contratiempos de peso, el proceso de vacunación contra el virus Covid-19 en Puerto Rico podría comenzar tan pronto como el próximo mes.

Así lo confirmó el general Miguel Méndez Fontánez, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta para la Guardia Nacional, quien además expuso que para el cierre de diciembre o el inicio de enero, a más tardar, deberá llegar un millón de dosis del fármaco, como parte de la primera ronda de producción comisionada por el Gobierno Federal.

Por tal motivo, el Gobierno de Puerto Rico y la Guardia Nacional ya coordinan la adquisición y transporte a la isla de 14 neveras especiales de máxima refrigeración, capaces de almacenar las vacunas a temperaturas por debajo de los 70 centígrados, como requiere el fabricante.

Según estimó, las mismas deberán llegar a Puerto Rico en o antes del 15 de diciembre.

“La vacuna representa grandes retos, no solamente para Puerto Rico si no para la nación americana, en el manejo, transporte, almacenamiento y distribución de la misma. Esta vacuna tiene que estar almacenada en -70 grados Celsius y muy pocos aparatos están hechos para eso”, dijo Méndez Fontánez en entrevista con La Perla del Sur.

Hasta el momento, las vacunas desarrolladas por las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech ha mostrado una efectividad de 95 por ciento en ensayos clínicos de la Fase III, sin efectos secundarios de consideración.

Según anticipó en días recientes el jefe del programa federal de vacunas contra el Covid-19, Moncef Slaoui, las vacunas de Pfizer y BioNTech podrían recibir autorización de emergencia el próximo 10 de diciembre, por lo que su administración a la población estadounidense podría comenzar en un periodo de 24 a 48 horas.

“Me gustaría pensar que para finales de diciembre o no más tarde de enero esa vacuna estará arribando a Puerto Rico”, estimó Méndez Fontánez.

Según se supo, en la fase inicial se estará vacunando a profesionales de la salud y personal de primera respuesta. Luego, se procederá con la población de 65 años de edad o más -por ser la más expuesta a complicaciones por el virus- empezando por los que residen en instituciones de cuidado.

En caso de los profesionales de la salud, la mayoría serán vacunados en las instituciones hospitalarias donde laboren o brinden servicios. Para el personal de primera respuesta se designarán lugares donde recibirán la vacuna, mientras que la población mayor recluida en centros de cuidado será vacunada en los mismos.

Al cierre de esta edición, aún no se había definido cómo y dónde se realizará la vacunación a la población en general, aunque se comenta que podría incluir una coordinación con las farmacias.

“Esta vacuna es de difícil manejo y ciertamente no va a estar en todas las esquinas de Puerto Rico. Vamos a tener unos centros de vacunación, los hospitales van a tener vacunas y a nivel nacional, el Gobierno Federal ha otorgado unos contratos a las farmacias CVS y Walgreens para vacunar a un sector de la población”, explicó Méndez Fontánez.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, el doctor Víctor Ramos Otero, dijo sentirse confiado en la seguridad del fármaco y exhortó a la ciudadanía a vacunarse tan pronto sea posible.

“La gente no debe tener miedo a la vacuna”, aseguró Ramos Otero. “Los procesos se han acelerado, no porque se sacrifique la seguridad y eficacia de la vacuna”.

“Yo me voy a vacunar, y no porque sea militar y sea obligado”, dijo por su parte el general Méndez Fontánez. “Mi familia y yo nos vamos a vacunar, cuando llegue el momento. Hago un llamado a la ciudadanía a que lo considere favorablemente”.

Gestionan tratamiento

Por otra parte, el Departamento de Salud (DS) confirmó en días recientes que ya tiene las primeras 820 dosis del medicamento Bamlanivimab, un novel tratamiento de anticuerpos monoclonales que podría reducir el número de pacientes que requieran hospitalización por Covid-19.

El medicamento producido por la compañía Elli Lilly recibió una Autorización de Uso de Emergencia de la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) el pasado 9 de noviembre.

Al cierre de esta edición, el DS reportaba un total de 607 pacientes hospitalizados por Covid-19 en la isla, un incremento de 37 por ciento en solo tres semanas.

“Ya esto llegó a Puerto Rico y es para pacientes con síntomas leves o moderados, que no necesiten oxígeno y se van a quedar en su casa”, dijo el Presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

“Por ahora se va a estar administrando en salas de emergencia y eventualmente se podrá hacer en otros lugares”, continuó.

Según explicó el secretario del DS, Lorenzo González Feliciano, en un carta a los administradores y directores médicos de las instituciones hospitalarias del país, el medicamento deberá ser administrado de manera intravenosa a pacientes con diagnósticos confirmados, dentro de los primeros 10 días que hayan presentado síntomas.

“Es un proceso ambulatorio y el medicamento será libre de costo para el paciente. Sin embargo, la facilidad de cuidado de salud podría facturar al paciente un deducible por la administración del medicamento”, explicó González Feliciano.