Asociación de Alcaldes presentan opciones al gobernador para detener casos de COVID-19

Puerto Rico sufre una dramática alza en casos positivos de Covid-19 y que ha generado que los espacios disponibles en los hospitales hayan disminuido de manera peligrosa.

Foto Visualhunt

SAN JUAN –  La matrícula de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico se reunió en la mañana del jueves de manera cibernética para ofrecerle soluciones al gobierno central ante la dramática alza en los casos positivos a Covid-19 que se han registrado en todo Puerto Rico y que ha generado que los espacios disponibles en los hospitales hayan disminuido de manera peligrosa.

El presidente Luis Javier Hernández, alcalde de Villalba, dirigió los trabajos junto al director ejecutivo, Nelson Torres Yordán, donde cada alcalde presentó las situaciones que están experimentando y cómo lograr soluciones para paliar la crisis.

“Hemos trabajado varias recomendaciones para ser implementadas a partir de ahora y por las próximas dos semanas, o hasta que el nivel de transmisión comunitaria disminuya”, detalló el también abogado, quien agradeció además la asesoría de los epidemiólogos municipales y demás personal médico.

Las recomendaciones son las siguientes:

  • Empleados municipales y oficinas de gobierno deben moverse a modalidad virtual en aquellas labores no esenciales, para minimizar el contacto físico, manteniendo los servicios a la ciudadanía.
  • Promover que los restaurantes limiten el uso de los salones cerrados y promuevan el uso de salones y espacios al aire libre y con distanciamiento. Que los grupos no superen las cuatro personas, y no se permita aglomeraciones en ningún espacio.
  • Reducir la cantidad de personas en los establecimientos comerciales de 50% a 30%. Aquellos lugares que deban permanecer abiertos deben tener controles para mantener el distanciamiento, uso de mascarilla, lavado de manos y toma de temperatura en las entradas. Tiendas al detal y centros comerciales deben promover sistemas de recogido y entrega.
  • Intensificar la campaña educativa en las comunidades para que disminuyan la movilidad y la exposición a personas que no son de su núcleo familiar. La mascarilla debe estar en todo momento al salir del hogar.
  • Promover realizar ejercicios individuales al aire libre.
  • Suspender las dispensas o permisos para ningún tipo de actividad social.
  • Reforzar y aumentar los recursos para fiscalización de cumplimiento y aquellos comercios que incumplan con esta orden serán cerrados por un mes.
  • Evitar participar u organizar reuniones familiares o fiestas, y limitarse a compartir con su núcleo familiar.
  • Cancelación de toda actividad municipal y el uso de espacios públicos y comunales, que propendan la aglomeración de personas, entiéndase festivales, carnavales, torneos, retretas, entre otros.
  • Cierre de playas, balnearios, cayos e islotes.
  • Exigir al gobierno estatal el comienzo de una campaña de vacunación masiva sin límite de hora (24/7). Garantizando una distribución equitativa en cada municipio.
  • Exigir al gobierno estatal la regulación de entrada de viajeros al país condicionado a una prueba negativa molecular.
  • Coordinar con el gobierno estatal una campaña de pruebas por todo el país, garantizando una distribución equitativa en cada municipio.

“Hoy surge la información de los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, que evidencia una terrible realidad: Puerto Rico se encuentra entre las jurisdicciones de Estados Unidos con mayor aumento en casos de Covid-19. La incidencia de casos nuevos de coronavirus en la isla aumentó de 502 por día el 31 de marzo pasado a 927 casos nuevos diarios al 13 de abril. Solamente los estados de Michigan y Rhode Island superan a Puerto Rico en el aumento de casos de Covid-19 durante las pasadas dos semanas. No debemos perder ni un día más para hacer lo que todo el mundo sabe que hay que ejercer: mayor responsabilidad. Por eso hacemos estas recomendaciones y esperamos que sean acogidas”, añadió Hernández Ortiz

En la mañana del jueves, el Departamento de Salud informó que 465 personas están hospitalizadas. De estas, 60 adultos y tres pediátricos se encuentran conectados a ventiladores.