Asignación federal millonaria para la recuperación de la cotorra puertorriqueña

En la Isla hay tres instalaciones dirigidas a la protección de la especie en Utuado, Maricao y El Yunque

Foto: EFE / Ricardo Figueroa

San Juan – El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos otorgó $11 millones al Programa de Recuperación de la Cotorra Puertorriqueña del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), fondos que permitirán a ese proyecto mejorar su infraestructura para la protección y conservación de esta especie endémica en estado crítico de extinción.

La secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, Tania Vázquez, informó hoy en un comunicado que la asignación logrará el fortalecimiento del programa que cuenta con oficinas en el Bosque Estatal de Río Abajo, en Utuado, y en Maricao.

Los fondos, indicó, estarán destinados a hacer de los aviarios, jaulas y todas las estructuras del proyecto unas más resilientes a fenómenos atmosféricos.

“Luego de conversaciones y reuniones en la sede de la agencia federal en Atlanta, hemos logrado esta asignación que es vital para la recuperación de esta especie. El proyecto lleva más de 40 años buscando disminuir la extinción de la cotorra puertorriqueña que es tan emblemática para todos nosotros. Estos fondos aumentan la propabilidad de éxito del programa para la reproducción y reintroducción de individuos al estado silvestre”, puntualizó la jefa de las agencias ambientales.

Vázquez detalló que para el aviario José L. Vivaldi, en Utuado, se asignaron $9.7 millones y para Maricao, $1.9 millones.

El DRNA, a través del Programa de Recuperación de la Cotorra Puertorriqueña, mantiene acuerdos de colaboración con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre en las tres instalaciones dirigidas a la protección de la especie: Utuado, Maricao y El Yunque.

Tras el paso del huracán María las cotorras de Maricao fueron trasladadas a Río Abajo y a El Yunque, mientras personal técnico y biólogos acondicionaban las estructuras.

Actualmente existen 173 individuos en cautiverio que son entrenados para reproducción y su posterior liberación.

Junto a las que están en cautiverio, se han contabilizado, aproximadamente, 75 en estado silvestre, número que se redujo en casi un 50 por ciento luego del devastador fenómeno atmosférico en septiembre pasado.

La cotorra puertorriquena (Amazona vittata) es una especie protegida por estatutos federales y estatales, como la Ley 241, conocida como la Nueva Ley de Vida Silvestre de Puerto Rico.