Asegura podrán vigilar toque de queda a pesar de 160 agentes en cuarentena

La nueva orden de toque de queda es más restrictiva

Foto: davidsonscott15 / Visualhunt

SAN JUAN – El comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera dijo el miércoles que un total de 162 agentes están en cuarentena por sospechas del coronavirus COVID-19, pero dijo que aún así podrán trabajar con la orden de toque de queda, pues es más restrictiva.

“En total tengo hasta ahora 162 (agentes en cuarentena). Estamos trabajando el toque de queda y esta orden ejecutiva con la Policía Municipal en conjunto. Tenemos un ‘task force’ de 450 agentes que están haciendo distintos trabajos con las agencias federales y los traímos a la Policía de vuelta y están haciendo trabajo operativo”, dijo Escalera en entrevista radial (NotiUno).

Aseguró que aún así, la Policía podrá atender las disposiciones del toque de queda, dado que la nueva orden es más restrictiva.

“Como es más restrictiva, entendemos que se nos va a hacer un poco más fácil en el sentido de que hay menos carros en la vía pública porque son pares y nones que tienen unos días para transitar. Eso nos va a ayudar a trabajar con esta situación del toque de queda”, sostuvo.

Mientras, Escalera dijo que los cuarteles de Caimito, Moca y Aguas Buenas fueron cerrados ante sospechas de la novel condición, mientras se le hacen las pruebas a los agentes. En Aguas Buenas siete agentes arrojaron resultados positivos. Mientras, el cuartel de Rincón que había sido cerrado luego del fallecimiento de la esposa de un agente, ya fue desinfectado. Aún se desconocen los resultados de las pruebas hechas a este agente.

Asimismo, indicó que en el cuartel de Cataño, cerca de 16 agentes habían sido aislados y que al conocerse los resultados negativos de la agente que presentó síntomas, éstos regresaron a sus labores.

Entretanto, el comisionado alegó que se entregó el equipo de protección adecuado a los Uniformados y que hay una orden de compra pendiente para darle 30 mascarillas a cada agente, una caja de guantes, gafas protectoras y desinfectante de manos. En los cuarteles también se entregó desinfectante de manos.

De otra parte, dijo que entre el 15 y 30 de marzo, mientras estuvo vigente la primera orden ejecutiva de toque de queda, hubo 504 arrestos y 898 denuncias. Mientras, la noche del martes, 31 de marzo bajo la nueva orden, hubo 15 arrestados y 33 denuncias.

Además, Escalera señaló que la Policía no entrará a residencias donde haya grupos de estudiantes sin tener una orden de allanamiento, sino que se les ofrecerá la orientación adecuada.