Arzobispo de San Juan insiste en el diálogo para resolver pensiones de maestros de escuelas católicas

El lunes se dio a conocer que el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó al Tribunal Supremo de Puerto Rico en el caso de la Iglesia Católica de Puerto Rico y los maestros pensionados de la Superintendencia de Colegios Católicos

Foto: Cybernews

SAN JUAN – El arzobispo metropolitano de San Juan, monseñor Roberto Octavio González Nieves, dijo el martes, que espera mantener un diálogo entre las partes en aras de resolver el asunto de las pensiones de los maestros de escuelas católicas en Puerto Rico.

“Primero que todo, mi exhortación es a continuar el diálogo de buena fe entre las partes en este pleito para lograr una solución justa y razonable con respecto a las reclamaciones de los demandantes luego del cierre del fideicomiso por parte de los patronos participantes”, dijo el monseñor González Nieves en declaraciones escritas.

“Creo importante aclarar que el propósito del recurso que presentamos en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos fue a los fines de revocar la opinión del Tribunal Supremo de Puerto Rico que no reconocía el gobierno interno de la Iglesia, ni reconocía la existencia ni la personalidad jurídica individual de las Diócesis de Puerto Rico ni la de sus estructuras administrativas independientes incluyendo escuelas y parroquias”, añadió.

“El Tribunal Supremo de los Estados Unidos dejó sin efecto la opinión del Tribunal Supremo de Puerto Rico que unificaba todas las Diócesis en Puerto Rico. Nuestro recurso ante el Supremo de los Estados Unidos era una defensa del gobierno interno de las entidades eclesiásticas, incluidas escuelas y parroquias con personalidad jurídica independiente”, continuó.

El lunes se dio a conocer que el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó al Tribunal Supremo de Puerto Rico en el caso de la Iglesia Católica de Puerto Rico y los maestros pensionados de la Superintendencia de Colegios Católicos.

En síntesis, el Tribunal Supremo de Estados Unidos falló a favor de la Iglesia Católica y ordenó que el caso sea devuelto al Tribunal de Primera Instancia (TPI) de Puerto Rico.

“La petición de certiorari y las mociones para permitir la radicación de los informes de amigo de la corte son aprobados, la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico queda sin efecto, y el caso es devuelto para procedimientos subsiguientes que no sean inconsistentes con esta opinión”, expuso la sentencia de ocho páginas.

La Arquidiócesis de San Juan acudió al Tribunal Supremo de Estados Unidos para enero de 2019 en su búsqueda de revocar la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

La decisión expresaba que, al momento de la demanda de los maestros por sus pensiones, solamente existía una corporación que representa a toda la Iglesia Católica en la Isla sin reconocerle personalidad jurídica individual a la Arquidiócesis y las cinco diócesis en Puerto Rico.

El Tribunal de Primera Instancia, emitió una orden de embargo por más de 4 millones de dólares en contra de la Iglesia Católica.