Apunta a los tribunales para impugnar orden de desalojo de su sede

Pese a la controversia, la Fundación Go Gogo celebrará este domingo, 22 de septiembre la novena edición de su caminata Go for the Kids, en beneficio de los niños con cáncer.

Foto Archivo

La Fundación Go Gogo acudirá a los tribunales para impugnar la orden que la Fundación Damas les impuso para el desalojo de su clínica de tratamiento dirigida a niños con cáncer, adelantó Ulises Clavell Fontánez, presidente de la organización.

La noticia trascendió a La Perla del Sur a solo días de que la Fundación Go Gogo celebre su evento cumbre de recaudación de fondos, la Caminata Anual para Pacientes de Cáncer Pediátrico.

Según trascendiera semanas atrás, la Fundación Damas, entidad que administra el Hospital Damas, adquirió por la suma $1.5 millones el terreno donde ubica el Instituto Pediátrico de Go Gogo y mediante carta ordenó que se desalojara la propiedad situada en la calle Monte Rey de la Urbanización Industrial Reparada en Ponce, en o antes del pasado 31 de agosto.

Esta inesperada situación, planteó Clavell Fontánez, dio paso a una serie de negociaciones que no prosperaron y cerraron la vía a una solución fuera de un conflicto legal.

“Han sido semanas de mucha ansiedad y corre corre. Es triste que esto esté ocurriendo y de la forma que está ocurriendo, pero que se sepa que vamos a dar la batalla”, sentenció.

“Tenemos que buscar todos los recursos y salvaguardar el bienestar de nuestros pacientes”, continuó. “Aquí no nos queda otra alternativa que en su momento radicar algún recurso que nos pueda proteger, para no quedar desamparados”.

“Hay un ambiente de inestabilidad, pero queremos que los niños y los padres sepan que no importa por lo que la Fundación esté pasando, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que los servicios se continúen brindando”, añadió.

Tras su inauguración en el año 2013, el Instituto Pediátrico Go Gogo consumó el más grande y ambicioso anhelo de quienes -desde el año 2008- impulsan servicios médicos de excelencia para niños de la zona sur, central y oeste del país bajo tratamiento de cáncer y otras condiciones.

Según su más reciente censo, la clínica ya atiende a cerca de 18 mil pacientes al año.

En diciembre de 2018, además, Go Gogo abrió en la misma sede su añorado Centro de Urgencias, en alianza con el Hospital Episcopal San Lucas. La instalación, sin embargo, no había sido adquirida. En su lugar, Go Gogo contaba desde el 2012 con un contrato de arrendamiento a 10 años, con opción compra.

“Cuando llegamos a este edificio, era una estructura vacía, completamente maltrecha, pero vimos el potencial”, dijo Clavell Fontánez.

“Aquí se cumplió con el pago de una renta de entre $8 mil a $9 mil encima de todo lo que invertimos para reparar la estructura. Nosotros cumplimos en todo y por cosas ajenas a nosotros, nos encontramos en esta situación. Es triste, porque esto se levantó con tanto esfuerzo”, añadió.

Según expuso, desde el año 2013 hasta el presente Go Gogo ha inyectado sobre $600 mil en mejoras a la estructura.

Sorprendidos por la venta

No obstante, aseguró que todo tomó un giro inesperado a mediados de julio pasado, cuando ejecutivos de la Fundación Damas le informaron que esa institución había adquirido la propiedad donde ubica el instituto.

Dos semanas después, Go Gogo fue notificada mediante carta que debía desalojar para el 31 de agosto la estructura que ha alquilado y ocupado desde el 2012.

“El problema no es si Damas puede adquirir la propiedad, el problema es cómo lo adquirió”, sentenció Clavell Fontánez. “Ellos tenían conocimiento de que nosotros queríamos comprar la propiedad”.

De acuerdo a sus declaraciones, Go Gogo ofreció adquirir la propiedad por el mismo precio que pagó la Fundación Damas ($1.5 millones), “pero Waldemar del Valle (presidente de la fundación Damas), nos dijo que no”.

En una segunda propuesta, Clavell Fontánez solicitó que el instituto pediátrico permaneciera en el inmueble por hasta dos años, tomando en consideración la inversión de $600 mil hecha por Go Gogo en la estructura, pero esta opción, indicó, también fue rechazada.

“Ellos (Damas) no tenían ningún interés en negociar que nos pudiéramos quedar pagando alquiler. Su intensión siempre ha sido sacarnos”, agregó Clavell Fontánez. “Esto ni siquiera fue una decisión de negocios. Lo hicieron con toda la mala intensión de sacarnos de la propiedad”.

“Fundación Damas tiene terrenos dentro de esta misma zona industrial que nunca han desarrollado. ¿Por qué quieren este específicamente, cuando no han hecho nada con los otros que tienen?”, continuó.

Embargo

Aunque la adquisición de la propiedad donde ubica el centro pediátrico es el eje de la controversia actual, la titularidad de la misma ha estado en disputa desde el 2016.

Ese año, el inmueble que le pertenecía a una “familia Rodríguez” incursionó en un proceso de embargo por incumplimiento de pagos a un banco no identificado, que posteriormente concedió la titularidad a Capital Crossings, una firma de inversión especializada en propiedades comerciales.

Según Clavell Fontánez, la propiedad fue adjudicada a esta firma por la suma de $1.1 millones y fue Capital Crossings la que meses después revendió la propiedad a la Fundación Damas por $1.5 millones.

“Desde el 2016 estuvimos pendientes de lo que estaba pasando con la propiedad e hicimos acercamientos a Capital Crossings. Personalmente me reuní en tres ocasiones con ellos. Hicimos cartas de intensión y propuestas económicas reales. La última que hicimos fue por $1.2 millones, que es $100 mil por encima del valor por el que se le adjudicó”, explicó Clavell Fontánez.

Reparten culpas

En un intento por obtener la versión de la gerencia de la Fundación Damas, La Perla del Sur solicitó reacción a la entidad a través de su oficial de Comunicaciones, Mabel Pola Montero. No obstante, al cierre de esta edición nadie estuvo disponible para entrevista.

En su lugar, Pola Montero sometió a este semanario declaraciones escritas del doctor Pedro Benítez, director médico del Hospital Damas, e informó que la institución formularía expresiones públicas durante una conferencia de prensa, pautada para el miércoles, 18 de septiembre.

En su misiva, Benítez adjudicó culpa al presidente de la Fundación Go Gogo por la controversia suscitada a raíz de la compra venta del predio.

“Nuestra querida comunidad vive en una innecesaria y provocada incertidumbre ante la velada amenaza de que quedarán desprovistos de los servicios de salud pediátrica que reciben los niños beneficiados de parte de Go GoGo Pediatric Institute”, afirmó.

“Repudiamos y condenamos la acción irresponsable de sembrar desasosiego y confusión entre una comunidad necesitada y en desventaja. Responsabilizamos al señor Ulises Clavell Fontánez, administrador de Go GoGo, por esta trágica, improductiva y falsa situación”, añade el ejecutivo en declaraciones escritas.

A caminar por los niños y la sede

La controversia, sin embargo, no impedirá que este domingo, 22 de septiembre, Go Gogo celebre la novena edición de la marcha Go for the Kids, en beneficio de los niños con cáncer, insistió Clavell Fontánez.

La caminata comenzará a las 10:00 de la mañana, desde el Hospital Episcopal San Lucas y recorrerá la carretera PR-14, hasta llegar a la Avenida Santiago de los Caballeros. Transcurrirá por esta vía hasta el Ponce By-Pass, por donde continuará hasta su meta, el instituto pediátrico.

“Esta actividad no se organizó por la situación con la Fundación Damas. Esto es algo que ya teníamos en agenda. Pero ante la situación, es una motivación adicional para marchar”, planteó Clavell Fontánez.

“Entendemos que es el momento que nosotros como adultos seamos la voz de nuestros niños y digamos con una sola voz que defendemos los derechos de nuestros hijos. Es bueno apoyar por las redes sociales, pero el momento de decir presente es este domingo, 22 de septiembre”, reiteró