Apuesta a sustancial alza de ingresos en su primer presupuesto

Sin embargo, el estimado de recaudos por $92.3 millones presentado por el nuevo alcalde de Ponce está muy por encima de los ingresos reales del ayuntamiento, que hasta el pasado 30 de abril apenas rondaban los $74.2 millones anuales.

Foto archivo

Durante años, Luis Irizarry Pabón criticó el patrón de sobreestimación de ingresos municipales que la exalcaldesa María Meléndez Altieri reiteradamente adoptó para justificar presupuestos inflados que, eventualmente, resultaron en déficits.

Sin embargo, el nuevo presupuesto de $92.3 millones presentado por el nuevo alcalde de Ponce está muy por encima de los ingresos reales del ayuntamiento, que hasta el pasado 30 de abril apenas rondaban los $74.1 millones anuales.

Aun así, Irizarry Pabón apuesta a que en el año fiscal que iniciará el próximo 1ro. de julio la ciudad experimentará un dramático aumento en ingresos.

De no cumplirse con las expectativas, empero, el resultado podría desembocar en otro descuadre multimillonario para las atribuladas arcas municipales, en verano del 2022.

Cifra esperanzas en bonanza de recaudos

A preguntas de La Perla del Sur, el alcalde negó que esté repitiendo los errores del pasado y que esté empujando un presupuesto elevado.

“Este no es un presupuesto optimista, es un presupuesto realista”, manifestó. “Creo que hemos sido conservadores y vamos a sobrepasar lo que estamos proyectando”.

“Entiendo que durante los próximos tres años vamos a tener una actividad sostenida que va a fortalecer a la economía ponceña”, continuó.

A juicio de Irizarry Pabón, los proyectos de reconstrucción, la inyección de millones de dólares en fondos federales y un repunte de la economía local coincidirán para viabilizar un año de bonanza para las arcas municipales.

“A partir de este año, en los próximas semanas y meses, vamos a comenzar proyectos de reconstrucción y eso significa que vamos a tener más ingresos en el municipio”, afirmó.

“Esto, en conjunto con los planes que tenemos para el Aeropuerto Mercedita y el Puerto de Las Américas, vamos a tener mucho movimiento de carga y turistas”, sostuvo.

El alcalde, además, apuntó a indicadores locales para justificar su confianza en un acelerado repunte económico.

“Durante los primeros tres o cuatro meses de esta administración, hemos visto aumentos en la captación de IVU para Ponce. De hecho, en febrero nos llamaron de Fortaleza que habíamos tenido un aumento y nos dieron un cheque de $1.2 millones”, indicó.

“De la Contribución Adicional Especial (CAE), hemos recibido una carta del CRIM indicándonos que hemos tenido un aumento de $585 mil”, añadió.

Asimismo, Irizarry Pabón anticipó una mejor captación en el cobro de patentes atrasadas y multas pendientes.

En el presupuesto se proyecta el cobró de $849 mil en “intereses y recargos de patentes”, casi el doble de lo proyectado el año pasado. Asimismo, se anticipa un recaudo de $800 mil en “multas y confiscaciones”, comparado con cero en el año fiscal vigente.

Jornada completa y más transitorios

El nuevo presupuesto incluye además el cumplimiento de una de las principales promesas de campaña de mandatario: el restablecimiento de la jornada laboral completa para los empleados municipales.

“Aquí lo que faltaba era voluntad. Hubo una redistribución durante estos pasados meses para que la jornada fuera completa para todos los empleados. Lo íbamos a hacer para el nuevo presupuesto, pero lo pudimos adelantar para el 1ro de junio”, explicó.

Asimismo el nuevo presupuesto refleja un aumento significativo en las partidas de fondos para personal transitorio en casi una decena de dependencias.

Entre las áreas con mayor presupuesto para reclutamiento de transitorios están la Oficina del Alcalde, Finanzas, Salud Municipal, Manejo de Emergencias, Desarrollo Económico, Educación Municipal, Servicios Legales y Auditoría Interna.

A preguntas sobre estos reclutamientos y alegaciones de que los contratos se conceden a voluntarios de su campaña eleccionaria, Irizarry Pabón negó la premisa e insistió que se trata de reclutamientos por “necesidad de servicios”.

“No estamos considerando ningún aspecto político, directo, al contratar empleados. Las personas que han sido necesarias regresarlas, se han regresado y aquí no se pregunta de qué partido son”, insistió.

Recortes y aumentos

Por otra parte, el presupuesto bajo evaluación de la Legislatura Municipal apunta a ajustes considerables en varias dependencias locales.

Entre las que enfrentan más recortes resaltan la Oficina para el Manejo de Emergencias (-$613 mil), la Oficina de Servicios al Ciudadano (-$438 mil) y Fomento Turístico (-$267 mil).

Asimismo, la Oficina de Informática y Tecnología (-$142 mil), Comunicaciones y Relaciones Públicas (-$113 mil), la Policía Municipal (-$76 mil) y Ordenación Territorial (-$25 mil).

Sin embargo, en la Oficina de Cultura el presupuesto asignado será de $2,545,238, un aumento de $542 mil comparado con el presupuesto anterior.

También habrá aumentos en la Directoria de Infraestructura, Ambiente y Transportación (+$823 mil), Educación Municipal (+$311 mil) Recreación y Deportes (+$147 mil), Administrador de la Ciudad (+$88 mil), Auditoría Interna (+65 mil) y Salud Municipal (+$32 mil).

Para la Legislatura Municipal la asignación será de $638,246, cifra que casi dobla los gastos que tuvo dicho cuerpo ($369 mil), hasta el pasado 30 de abril.

En la Oficina del Alcalde, el presupuesto se duplicó de $610 mil a $1.3 millones. Esto incluye una partida de $266 mil para “servicios profesionales” que no existía en el presupuesto anterior.

Al ser abordado sobre esto, Irizarry Pabón indicó que se trata de la consolidación del gasto para consultores en el presupuesto de su oficina, a diferencia de la administración pasada que colocaba fondos para este fin en múltiples dependencias para esconder el gasto real en asesores.

“Nuestros asesores están contemplados en esta oficina. Antes los distribuían en otras oficinas y no se veía. La alcaldesa decía que el presupuesto para su oficina era bajo cuando realmente estaba escondiendo sus gastos”, explicó.

“Lo que hemos hecho es reorganizar las partidas y los presupuestos para que se sepa realmente cuánto se gasta en cada cosa. No vamos a camuflajear los gastos”, añadió.

En el limbo Head Start

Entretanto, uno de los grandes ausentes del presupuesto es la asignación de fondos para los programas federales Head Start y Early Start.

Según explicó el alcalde, el ayuntamiento aún no ha recibido respuesta del Gobierno Federal a la propuesta que la administración pasada sometió el pasado 5 de enero, por lo que aún se desconoce cual será el presupuesto de los programas a partir del 1ro de julio.

En años recientes, el programa Head Start ha experimentado una caída estrepitosa en su matrícula, de 1,680 niños a 857, a pesar de una asignación federal de $14.5 millones.

“Discutimos la propuesta hace dos semanas con el Gobierno Federal y estamos en competencia, pero no tenemos la seguridad de qué cantidad de dinero nos van a dar”, dijo.

“Hay dos posibilidades: que nos den completo la propuesta o que nos den la mitad”, continuó. “Esperamos la respuesta en las próximas semanas, si no en esta, en la próxima”.

Pese a la incertidumbre generada, Irizarry Pabón dijo que no espera que se afecten los servicios del programa cuando comience el nuevo año fiscal el 1ro de julio.

¿Sin presupuesto?

Por último, del nuevo presupuesto resalta que tanto el Antiguo Casino de Ponce como el Parque Ecológico no tendrán fondos asignados durante el nuevo año fiscal, mientras que el Teatro La Perla verá una merma de $129,157 a $94,482.

Durante el actual año fiscal, el Antiguo Casino de Ponce recibió una asignación de $125,562, mientras que el Parque Ecológico -uno de los proyectos bandera de la administración pasada- contó con un presupuesto de $1,850 el año pasado.

“En el Teatro La Perla todavía vamos a estar trabajando con la reconstrucción, así que no va a estar en funcionamiento por un tiempo”, explicó.

“En las otras áreas, vamos a estar reevaluando ciertas aplicaciones. Pero ciertamente, el presupuesto aún no es final y vamos a estar haciendo algunos cambios y pudiera ser que eso cambie algo”, concluyó.

El presupuesto municipal 2021-2022, el primero de la administración de Irizarry Pabón, está siendo evaluado desde el pasado martes en sesiones especiales de la Legislatura Municipal de Ponce.

“A partir de este año, en los próximas semanas y meses, vamos a comenzar proyectos de reconstrucción y eso significa que vamos a tener más ingresos en el municipio”, justificó Luis Irizarry Pabón.