Aprobación del Código Electoral es un acto de desespero, abuso de poder y asalto a la democracia según presidente del PPD

"Una vez más, el Senado aprueba un Código que carece del aval de las minorías.  Esto es un atropello y un golpe al sistema electoral que por décadas ha propiciado la confianza entre los votantes”, denunció Torres en comunicación escrita.

foto: Cybernews

SAN JUAN – El presidente del Partido Popular Democrático, Aníbal José Torres, sentenció el miércoles que mediante el rechazo a las enmiendas sometidas por el PPD al Código Electoral, los senadores de la mayoría del PNP demostraron que su único fin es perpetuar el control de su partido en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

​“Todas las enmiendas propuestas por el PPD tenían como fin proteger principios y derechos de los electores y de las instituciones que forman parte del andamiaje electoral puertorriqueño.  Las mismas fueron adelantadas al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y ninguna fue considerada.  Una vez más, el Senado aprueba un Código que carece del aval de las minorías.  Esto es un atropello y un golpe al sistema electoral que por décadas ha propiciado la confianza entre los votantes”, denunció Torres en comunicación escrita.

“Otra vez queda en manos de la Gobernadora decidir si firma un proyecto que pretende cambiar las reglas que dirigen nuestros procesos electorales a menos de seis meses de una elección general y en medio de las primarias de los partidos políticos”, añadió.

Explicó que entre las enmiendas propuestas por el PPD se encontraba que al momento de presentar una solicitud de Voto Ausente, la misma vendría acompañada de una copia de la Tarjeta Electoral del Elector y de evidencia documental que confirme que estará físicamente fuera de Puerto Rico para la fecha en la cual se efectuará la votación para la cual presenta la solicitud.

​También, propuso que los Comisionados Electorales tengan legitimación activa a nivel judicial para intervenir en cualquier asunto de naturaleza gerencial o administrativa en la Comisión.

Para Torres, estas enmiendas eran viables y con ellas se garantizaba que el voto ausente se otorgara a aquellas personas que en efecto pudieran evidenciar, conforme a las leyes y reglamentos aplicables, que la persona estaría fuera del país el día de las elecciones. Además, se garantizaba que los Comisionados Electorales pudieran intervenir en cualquier asunto gerencial o administrativo de la CEE y que se les reconociera este derecho legítimo ante un tribunal.

​“Presentamos una enmienda para disponer que los electores que tuvieran confirmado un registro electoral en cualquiera de los Estados de Estados Unidos fueran excluidos del Registro Electoral para evitar la doble inscripción.  La CEE recibe esta información y este proceso de exclusión se practica en los 50 Estados y en los territorios. Sin embargo, la enmienda tampoco fue considerada”, explicó Torres.

“El Partido Popular Democrático vuelve a emplazar a la Gobernadora para que mantenga su palabra de que no aprobaría un proyecto que carezca de consenso. Hoy, le reitero que el PPD se opone al proyecto aprobado y que el mismo representa un golpe nefasto a la convivencia democrática”, concluyó.