Aprenda cómo limpiar la pantalla de un televisor sin arruinarlo

Las pantallas de los televisores modernos están fabricadas con materiales delicados, y usar los limpiadores convencionales pueden dañarlas, ya que son especialmente vulnerables al alcohol y el amoniaco.

Foto suministrada

Ha ocurrido. Y más de una vez.

Numerosos consumidores han llegado a sus hogares con impresionantes televisores de 60 pulgadas, resolución 4K HDR y Dolby Vision, para estropearlos al poco tiempo con líquido limpiacristales.

El peor descubrimiento, sin embargo, ocurre cuando les informan que ese tipo de daño no es cubierto por la garantía…

Así que para que usted no caiga en tan costosa desgracia, expertos de Good Housekeeping Institute explican cómo limpiar correctamente este sofisticado equipo electrónico, sin dañar su pantalla, ni maldecir la torpeza.

De entrada, reconoce que sí es necesario limpiar la pantalla del televisor al menos cada semana, porque el calor que genera atrae y acumula el polvo, pero aclara que el problema es que no se puede hacer de cualquier manera.

Como explican, las pantallas de los televisores modernos están fabricadas con materiales delicados, y usar los limpiadores convencionales pueden dañarlas, ya que son especialmente vulnerables al alcohol y el amoniaco: dos ingredientes comunes en los líquidos limpiacristales.
Tampoco conviene usar sobre ellos cualquier paño o trapo viejo, porque se podría rayar la pantalla. En su lugar, lo correcto es emplear un paño de microfibras o un plumero electrostático. Ambos pueden adquirirse en tiendas por departamento y hasta en supermercados.

El proceso

Antes de usarlos, coteje que estén completamente secos, limpios y libres de partículas, ya que en el proceso podría empeorar la tarea y hasta rayar la pantalla.

Luego proceda a limpiar en una dirección, y después en la contraria.

Si la pantalla muestra restos de grasa, comida o lo que sea, puede humedecer ligeramente con agua el paño y frotar suavemente. En estos casos, también funcionan las toallitas de limpieza de pantallas disponibles en el mercado, pero primero es recomendable recurrir al paño humedecido.

En el caso de las bocinas o altavoces, lo recomendable es limpiarlos con una aspiradora y con el mando a distancia o control remoto tiene varias opciones.

Para empezar, saque sus baterías, voltee el control y sacúdalo, dándole suaves golpes hasta que caigan las migajas y cualquier otra partícula que se haya colado entre las teclas. También puede usar un palillo de dientes para extraer todo lo que pueda.

Luego limpie a fondo la superficie con un pañuelo desinfectante y al terminar no olvide revisar las baterías y reponerlas si están en buen estado.