Aprenda cómo bajar la presión arterial de forma natural

Un estudio de la American Heart Association señaló que cuando se escucha 12 minutos de música relajante, tres veces por semana durante cuatro meses, se reduce la presión arterial sistólica.

Foto suministrada

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente el 70 por ciento de todos los pacientes que experimentan su primer ataque cardíaco tienen presión arterial alta o hipertensión.

Aun así, la hipertensión parece ser el talón de Aquiles de muchas personas. Para mantenerla bajo control, la revista Best Life ha enumerado una serie de formas muy fáciles de seguir y, sobre todo, de manera natural.

Coma chocolate negro

Un estudio de Harvard descubrió en el 2011 que comer una pequeña porción de este alimento a diario puede reducir con éxito la presión arterial en personas con hipertensión.

Pero no se debe exagerar. Aunque tiene sus beneficios, el cardiólogo Robert Greenfield del Vascular Institute of California advierte que “es verdad que el chocolate negro tiene antioxidantes naturales, pero no se debe confiar mucho en este producto que está lleno de grasas y carbohidratos”.

Más nueces

Si lucha con la presión arterial alta y es de los que prefiere evitar los medicamentos, podría ser útil comer nueces. Así por lo menos lo asegura un estudio de este mismo año publicado en el Journal of American Heart Association. Los expertos no están seguros de si se debe al contenido de ácidos grasos que tienen estos frutos secos u a otros nutrientes, pero lo importante es que funcionan.

Arándanos y sandía

Ahora que ha llegado el verano la oferta de frutas es mucho más variada. En el caso de los arándanos rojos o cranberries, los investigadores plantean la hipótesis de que gran parte de sus beneficios se deba a las antocianinas, que le dan a la fruta su tono oscuro.

Igual puede aumentar su ingesta diaria de sandía. Un estudio del 2014 en el American Journal of Hypertension descubrió que en el transcurso de 12 semanas, las personas con sobrepeso que recibieron dos tipos de extracto de esta fruta observaron mejoras en su presión arterial.

La ansiada siesta

Según un estudio del 2019 publicado en el Journal of American College of Cardiology, las personas que tomaron una siesta al mediodía observaron una reducción significativa, tanto en su presión arterial sistólica como en la diastólica. Lo ideal: media hora.

Controle el sodio

De acuerdo con la American Heart Association, el exceso de sodio en el torrente sanguíneo propicia un mayor flujo de sangre y, por lo tanto, un aumento de la presión arterial. Por suerte, hay muchos alimentos con contenido bajo en sodio: lentejas, papas, espárragos, cebollas, habichuelas tiernas, lechuga, tomate, almendras.

Coma menos fuera

Es probable que, por mucho que coma alimentos sanos, consuma más sodio de lo que piensa. Un estudio del 2017 publicado en la revista Appetite concluyó que el adulto promedio consumía 1.292 mg de sodio durante cada comida en un restaurante, lo que no es muy favorable para sus arterias, por lo que quizá sea buena idea empezar a cocinar en casa.

Levántese de su escritorio

Un estudio con una muestra de 20 personas reveló que las que se esforzaban durante el día por levantarse y moverse redujeron también su hipertensión.

Escuche música relajante

Un estudio de la American Heart Association señaló que cuando se escucha 12 minutos de música relajante, tres veces por semana durante cuatro meses, se reduce la presión arterial sistólica. Por lo tanto, busque más a Vivaldi, Mozart y Bach.