APPU truena contra migración a la plataforma Microsoft y exige renuncias

"Necesitamos que la UPR responda al pueblo de Puerto Rico y no al partido de turno, cualquiera que sea. Esto es un asunto serio. No nos vamos a quedar callados”, finalizó Rodríguez.

Foto: CyberNews

SAN JUAN – La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) denunció el viernes, lo que catalogaron como “el caos” provocado por la administración universitaria de la Universidad de Puerto Rico (UPR) ante el cambio de la plataforma Google a Microsoft.

“Esta modificación, que le cuesta a la UPR más de tres millones de dólares, solo ha servido para hacer nuestro trabajo académica más difícil. Lo que estamos experimentando son interrupciones de comunicación, problemas de acceso, pérdida de datos, y confusión entre el profesorado”, manifestó el profesor Ángel Rodríguez, presidente de la APPU en declaraciones escritas.

Mencionó que, desde el pasado 6 de julio, la APPU ha cuestionado el contrato millonario y advirtió que el mismo era innecesario. Le tomó al presidente Haddock, más de una semana contestar los señalamientos.

“El Presidente argumentó que el cambio millonario era necesario para resolver unos problemas de seguridad con el sistema montado sobre la plataforma Google. Sin embargo, no hemos visto ningún informe que justifique la validez de la declaración del doctor Haddock. Hasta la propia compañía Google lo desmintió”, añadió.

Señaló que los informes de docentes, estudiantes y empleados de todo el sistema universitario que ha recibido, apuntan a que el cambio, argumentado por el presidente para solucionar “problemas de seguridad”, se ha tornado en todo lo contrario.

“Llevamos una semana de problemas seguridad, compañeros/as que no reciben sus correos electrónicos, información confidencial que aparece en cuentas incorrectas. Esto ha sido un desastre de mayores proporciones a semanas del inicio académico”, dijo Rodríguez

La UPR se apresta a comenzar el semestre de agosto a diciembre en la modalidad a distancia.

“Lo que ya era complicado, se magnifica por el cambio abrupto e innecesario de la plataforma. Cuando los/as profesores/as y estudiantes comenzamos a digerir y mejorar la utilización de los recursos tecnológicos en medio de la pandemia, la administración impone un nuevo cambio. El problema es tan serio, que personal de la alta gerencia universitaria ha expresado su molestia con este cambio”, mencionó Rodríguez.

Sentenció que la APPU ha señalado que el cambio de plataforma abría una serie de interrogantes que causan preocupación.

“Debemos recordar que el Gobierno Central de Puerto Rico migró sus procesos tecnológicos a Microsoft ayudado por el cabildeo del licenciado Elías Sánchez. Este cambio en la plataforma tecnológica de la UPR tiene visos de responder a intereses económicos y político partidistas. Si a esto le sumamos que en la actualidad el Chief Information Office es el señor Ernesto Pujóls, amigo de Elías Sánchez, todo es se hace aún más preocupante. El señor Pujóls, que proviene del Senado de Puerto Rico dominado por la administración de turno del Partido Nuevo Progresista (PNP), que fue candidato a delegado por el Partido Republicano, amigo de Elías Sánchez, es el encargado de manejar los asuntos de seguridad en la UPR. El mismo señor Pujóls que en sus redes sociales lanzó amenazas públicas diciendo que; está velando a los comunistas, es quien ahora tiene acceso a las redes de información de toda la comunidad universitaria en la UPR. Quizás el problema de seguridad no es la plataforma, sino quien dirige el proceso en la Universidad de Puerto Rico”, añadió Rodríguez.

“Esta situación pone de manifiesto los problemas de la politiquería endémica en la Universidad de Puerto Rico. Las gestiones de la comunidad universitaria para mejorar el rendimiento y eficiencia del sistema se ven entorpecidas por agentes externos a la institución. Por eso es que la APPU ha estado exigiendo a la gobernadora de Puerto Rico la salida inmediata de Zoraida Buxó y Walter Alomar. Por eso es que queremos que Ernesto “Ernie” Pujóls salga de la Universidad de Puerto Rico. Necesitamos una limpieza. Necesitamos que la UPR responda al pueblo de Puerto Rico y no al partido de turno, cualquiera que sea. Esto es un asunto serio. No nos vamos a quedar callados”, finalizó Rodríguez.

 

Además, anunció la celebración de una asamblea nacional extraordinaria de la APPU el próximo 31 de julio a las 10 de la mañana en modalidad a distancia para establecer las acciones que tomará la docencia.