Ante el Senado rechazo magisterial a escuelas charter bajo Reforma Educativa

El Capitolio, (Foto: Visualhunt)

El Capitolio – La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz y portavoces de diversos gremios magisteriales expondrán el martes en vistas públicas su rechazo a la iniciativa de las escuelas charters y otras disposiciones incluidas en la Reforma Educativa que busca implantar la administración del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares.

La Comisión senatorial de Educación y Reforma Universitaria, presidida por el senador Abel Nazario, llevará a cabo una vista pública el martes sobre el Proyecto del Senado 825 que busca establecer la “Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico”.

Nazario reaccionó ante la oposición de las organizaciones magisteriales.

“Es normal… Hay que hacerlo. En Estados Unidos todas (las uniones) se opusieron. No son vistas académicas. El proyecto lo que quiere es una Reforma Educativa, esto no es nada más las escuelas charters. Eso es apenas un capítulo. Esto cambia estructuralmente como funciona el Departamento. Cambia totalmente. Se han enfocado en eso. Como ellos no creen en las charters ni creen en los vales, pues que se enfoquen en la parte que le toca a ellos que es la parte administrativa. Me imagino que ellos no han ido a un charter porque ellos no lo apoyan. Así que deduzco que deben enfocarse en las partes que ellos apoyan que es la estructura, la burocratización del Departamento. Esa debe ser la línea”, expresó Nazario en un encuentro con la prensa.

Aseguró que ha analizado las escuelas charters en todas las jurisdicciones de Estados Unidos y que todas funcionan con flexibilidad.

“Hay algunas inclusive que tienen uniones en Chicago, pero eso es un asunto de los empleados de charters posteriormente y de cuánto puedan adquirir o ganar. En casi todos los estados los salarios están por debajo. Lo que tienen es más flexibilidad. El maestro escoge esa escuela por la flexibilidad”, detalló.

El legislador explicó que el sueldo de un maestro que decida moverse al sistema de escuelas charter, lo mismo puede ser mayor o menor.

“Dependiendo el charter que sea. Eso lo decide el administrador, no lo decide el estado… El proyecto es claro. Nadie se va si no quiere. Por eso es que no sé por qué están hablando de privatización porque esto lo que brinda es oferta a los nuevos maestros que quieren innovar, que quieren hacer algo diferente. Y van a ver los resultados. Cuando le preguntas a los estudiantes, a los padres y a los propios maestros del sistema, están encantados con el sistema. Le gusta el sistema por la flexibilidad”, dijo Nazario.

Asimismo, aseguró que los derechos adquiridos de los maestros no se tocan. También dijo que la medida establecerá topes de los vales educativos que se otorgarán a las familias.

Por su parte, portavoces de otras seis organizaciones agrupadas bajo el Frente Amplio en Defensa de la Escuela Pública (FADEP) como Educadores Puertorriqueños en Acción (EPA), EDUCAMOS, Federación de Maestros (FMPR), Organización de Directores y Administradores Escolares (ODAE), Organización Nacional de Directores de Escuela (ONDEPR) y la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE), se unieron en una sola voz para manifestar su oposición a la medida, que según alegaron, propicia la privatización de las escuelas.

“Denunciamos el proceso de destrucción de la escuela pública que llevan a cabo los legisladores, mediante un proyecto que privatiza las escuelas con el modelo fracasado de las escuelas chárter y la comercialización de vales educativos. El FADEP señala el carácter pro-forma de estas vistas y las deslegitimiza, ya que ha salido a relucir, que desde agosto se trabajaba en este proyecto y nunca se consultó o dio participación en la confección del mismo a los gremios magisteriales, ni al personal administrativo del Departamento de Educación”, dijo el presidente de UNETE, Emilio Nieves en declaraciones escritas.

“Declaramos que la escuela pública es de la comunidad y vamos a impedir que se entregue a intereses económicos y políticos. Emplazamos a todos los legisladores a que rechacen este proyecto y defiendan la autonomía que cada escuela reclama. Bajo el modelo público atendemos las necesidades académicas de los estudiantes rezagados, talentosos, de educación especial, pobres, clase media y ricos. No endosamos el discrimen y la segregación que representa para los estudiantes el modelo de escuela chárter”, agregó.

Alegaron que derogar la Ley 149 de 1999 impone el marco legal de escuela chárter a todas las escuelas públicas.

Además, rechazaron las disposiciones de la propuesta, que según alegaron, elimina derechos adquiridos y los pocos beneficios marginales que tienen los educadores, tales como permanencia, antigüedad, aportación patronal a plan médico y el retiro.

“Imponer estas medidas implica quitar a los estudiantes, los maestros mejor preparados y comprometidos con el servicio educativo. Los políticos pasan, nosotros permanecemos en la escuela y vamos a hacer todo lo necesario para detener el negocio con la educación pública”, sostuvo por su parte, la presidenta de la FMPR, Mercedes Martínez.

Mientras, la presidenta de EDUCAMOS, Eva Ayala llamó la atención sobre las pruebas para medir el rendimiento académico de los estudiantes y del desempeño de los maestros. Asimismo, denunció los cambios a nivel administrativos que contempla esta propuesta.

“Esto no es un proyecto de reforma educativa. Esto es un proyecto de reingeniería y de administración, donde se está sustituyendo unas formas de administrar el Departamento por otras. Primero teníamos los Distritos Escolares. Ahora esos distritos se consolidan con las Regiones Educativas y se nombra una figura que son los superintendentes que van a tener casi las mismas funciones que tiene la secretaria, de modo que el director escolar, los maestros, los padres y los estudiantes no van a tener ninguna injerencia en la toma de decisiones de sus escuelas”, alegó.