AMPR hace pedido a Educación para condicionar escuelas ante intención de brindar clases presenciales

El presidente de la AMPR explicó que poseen un segundo informe de maestros donde un 60% de planteles no están aptos para recibir estudiantes

Foto Cybernews

San Juan – El presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor Manuel Bonilla Sánchez solicitó el martes a que se comience un proceso de limpieza de escuelas, esto, ante la intención del gobernador, Pedro Rafael Pierluisi Urrutia, de iniciar en marzo las clases presenciales.

“Por lo menos, felicitamos por la iniciativa que ha tenido la Guardia Nacional en la acción de vacunar a nuestros colegas, a nuestros maestros y por lo menos se está atendiendo una de las áreas que es la salud que día a día colaboran y brindan el pan de la enseñanza. Pero, tenemos que estar pendientes al otro aspecto que es la seguridad y cómo están nuestras escuelas para hacer responsablemente dar nuestra opinión”, dijo Bonilla Sánchez en declaraciones a la prensa.

Explicó que poseen un segundo informe de maestros donde un 60 por ciento de los planteles no están aptos para recibir estudiantes.

“El 60 por ciento de las escuelas todavía tienen problemas de recogido de escombros, no se ha desyerbado, problemas así para poder abrir las escuelas para recibir los estudiantes”, acotó.

Por su parte, la designada secretaria de Educación, Elba Aponte Santos, dijo que distintas dependencias del gobierno harán su aporte para la limpieza de escuelas, sin embargo, hizo un llamado “para que se unan y enrollen sus mangas”.

En cuanto a las escuelas del sur, la funcionaria designada mencionó que se coordinaron reuniones con los alcaldes de la zona afectada por terremotos y en unión a los superintendentes regionales, buscan estructuras como planteles cerrados, centros comunales y otros para poder ofrecer clases presenciales, “aunque sea por cita”.

La pasada semana Bonilla Sánchez junto a la Local Sindical de la AMPR solicitó que se continúen las clases virtuales hasta que se garantice la seguridad de maestros y estudiantes para así retomar las clases presenciales.

Estas expresiones se dieron durante el inicio del proceso de vacunación a los educadores.