Amores Innecesarios: la expresión literaria nació con Ada Torres Toro

La conocida periodista investigativa, empresaria y escritora ponceña nos adentre a la realidad ficticia que se vive en una nueva república llamada la Región Independiente Autónoma de Ponce.

Foto suministrada

Durante muchas generaciones, Ponce ha regalado a Puerto Rico y al mundo hombres y mujeres que influencian de forma singular la historia, en distintas dimensiones de la sociedad. Entre ellas, los deportes, las artes, la política y las comunicaciones.

Así que no es de extrañar que en su primera novela Amores Innecesarios, la conocida periodista investigativa, empresaria, escritora y ponceña Ada Torres Toro nos adentre a la realidad ficticia que se vive en una nueva república llamada la Región Independiente Autónoma de Ponce.

En una cándida conversación con La Perla del Sur, Ada compartió detalles de su obra, seleccionada por la librería Libros 787.com, como su primer proyecto editorial bajo el nombre de 787 Editores.

“Parte de lo que hice con este libro fue crear una república en el sur de Puerto Rico. Una república muy bien diseñada. No es la primera vez que se hace en la literatura puertorriqueña, pero lo hice de la siguiente manera: tomé la isla de Puerto Rico y la dividí como está dividida La Española (República Dominicana y Haití). Excepto que, en vez de norte a sur, la dividí de este a oeste. Y cree una república que se llama la Región Independiente Autónoma de Ponce (RIAP)”, explicó la autora.

“Esta república nace a partir, su punto de génesis, es la Masacre de Ponce. Corre desde el oeste en Rincón hasta el este en Ceiba, incluyendo Vieques y Culebra, pasando a través de toda la montaña. Ponce es la capital de esta república. Todos esos municipios desde la montaña para abajo son la RIAP y arriba está Puerto Rico. La relación de la RIAP con Puerto Rico… la leerá la gente en el libro”, comentó.

De realidad a fascinante ficción

Para la escritora, desentenderse de la cotidianeidad actual y crear una nueva realidad social, fue un proceso interesante.

“Empecé a crear un playground que no era el Puerto Rico donde estamos viviendo. Este Puerto Rico agobiado, la situación histórica en la que nos encontramos, en la tormenta perfecta de pandemia, Junta de Control Fiscal, arrestos todos los días, nosotros no tener la libertad de decidir nuestro destino, todo este enrollo que es nuestra cotidianeidad, pude extirparla de mi realidad mientras estaba escribiendo el libro y el resultado fue como liberarme de cadenas”, continuó Ada.

“Fue interesantísimo, porque hasta los personajes empezaron a comportarse de una manera distinta. Es obvio, las personas que viven en países independientes tienden a tener una psicología colectiva distinta a la gente que se cría en una colonia. Los líos políticos que hay en la república de Ponce son distintos”.

“Obviamente”, agregó, “todos son independentistas, porque son una república, pero hay grados de independentismo. Dentro del partido que ganó en Ponce, dentro de mi licencia literaria, hay gente que son independentistas, pero que son independentistas light, no son revolucionarios, y hay otros que sí lo son”, añadió.

La musa

Sin embargo, la esencia de la novela que mueve la trama no es la política.

“Este es un libro que toca muchos temas: las emociones humanas, los amores que nos componen y descomponen, los costumbrismos típicos regionales de ciertas áreas de Puerto Rico, el sexo, la envidia, la infidelidad. Todas las emociones humanas están en este libro, que por cierto se expande desde finales de 1930 hasta el 2020, y va a través de una saga de tres generaciones de mujeres: abuela, madre (que es la protagonista) y la hija”, mencionó Ada.

Las decisiones y la vida de la primogénita y protagonista de la historia, Alda Carmona Cameron, dejan una marca indeleble sobre tres familias, durante esas tres generaciones.

“Realmente la musa de la que parte y nace Amores Innecesarios es mi madre. Alda Carmona (personaje principal), sencillamente le puse una ‘ele’ al nombre, porque mi madre se llamaba Ada igual que yo, es el punto de partida y la inspiración de este libro. Así que hay mucho de la vida de mi madre en esta novela”.

“Sigue siendo una novela de ficción basada en la vida de una mujer extraordinaria que hizo unas cosas extraordinarias. Tomó decisiones muy duras a través de toda su vida que impactaron a muchísimas otras personas. Mi madre tenía una personalidad tan espectacular y tan contradictoria en ciertas cosas, y tan fanática en otras, que era muy fácil pintarla como un personaje”, dijo Ada, mostrando una añoranza profunda.

Eventos reales

De igual forma, su experiencia como periodista investigativa le permitió incluir en su obra eventos históricos reales.

“Fuera del tema de la república de Ponce, todos los eventos históricos que ocurren en esta novela son reales. Soy una periodista investigativa, aunque no ejerza en este momento, pero esa herramienta de investigación me ayudó muchísimo para eso. Cuando ocurre la tragedia de Mameyes, que es un evento muy importante en la familia (de la novela); la situación que había en el gobierno de Ponce en ese momento ocurrió así. Hay muchas cosas reales”.

Además, la oportunidad que ha tenido Ada al viajar a 65 países, y experimentar de cerca la diversidad de culturas, influencia de forma directa toda su obra.

“Aunque es una novela regionalista, porque hice a Puerto Rico aún más chiquito, es una novela sumamente internacional. El libro se desarrolla en 30 ciudades del mundo. Brinca de Argentina a México, de México a Canadá, de Canadá a Francia, de Francia a España, a Costa Rica, a República Dominicana. Se desarrolla en todo el globo siguiendo las aventuras de estas mujeres. La novela cae en manos de un español o un dominicano, y la van a entender perfectamente bien. Y la escribí un poco con ese propósito”, expuso la escritora.

Escritora de nacimiento

Ada asegura que desde su infancia sabía lo que quería hacer, y divide su vida profesional en tres grandes partes: la periodista, la empresaria y la escritora.

“La escritora nació conmigo. Soy de esas niñas y niños que nunca tienen una duda sobre lo que quería ser. Yo sabía que quería ser periodista y escritora. Nunca hubo una segunda opción para mí. Eso está ahí desde que tengo memoria”, comentó.

“Planifiqué mi carrera como si fuera un Business Plan: de este momento a este momento voy a ser periodista, luego pasé a ser ancla de prime time por muchísimos años, y luego, en mis 30 y pico de años, dije que tenía que hacer otra nueva cosa, algo nuevo dentro del campo del empresarismo atado a las comunicaciones, aplicando todo lo que había aprendido. Luego de eso venía esta tercera etapa de la escritora, que se retrasó como por una década, por la muerte de mi madre, que es el punto de partida de la novela”.

Ada Torres Toro nos invita a adentrarnos a las páginas de la historia de Alda Carmona Cameron, y afirma que al leer el primer capítulo nos preguntaremos si en realidad fue ella quien escribió la novela, porque descubriremos que su voz literaria, es muy distinta a la de periodista y reportera.

La novela Amores Innecesarios puede conseguirse a través de libros787.com, amoresinnecesarios.com y muy pronto en otras librerías del país.