Juana Díaz: Altamente vulnerable el sur ante otra amenaza de tormenta

A dos años del huracán María, alrededor de 500 familias aún duermen bajo toldos azules en el municipio de Juana Díaz.

Foto archivo; José Almodóvar

Al surgir la primera amenaza real de un fenómeno atmosférico tras el azote del huracán María, poco se ha avanzado para reducir la vulnerabilidad de la zona sur del país.

Como destaca el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, el primer efecto de la tormenta tropical Dorian a su paso por el Mar Caribe ha sido visibilizar a los miles de puertorriqueños aún duermen bajo toldos azules, incluyendo cerca de 500 familias en su municipio.

“Aún estamos a la espera de que el gobierno central, a través del Departamento de la Vivienda, agilice los procesos. Es la gran preocupación que tenemos en este momento”, expresó en entrevista con La Perla del Sur.

Incluso, Hernández Torres denunció que los pro-blemas de comunicación con el poder ejecutivo y su gabinete no se han superado, a 23 meses del huracán.

“Hay alcaldes que aún no conocen a los directores regionales de algunas agencias. No hay ningún tipo de comunicación. Hay directores que yo no sé quienes son. Es la realidad y es algo que le hemos informado a la Gobernadora”, declaró.

“Como de costumbre, el Departamento de Salud estuvo ausente durante la emergencia de María. Durante el huracán tuvimos que pedir ayuda a los hospitales de nuestra área, porque del Departamento de Salud no llegó ni con un solo cilindro de oxígeno”, continuó.

“Es bien importante que Salud trabaje y atienda las necesidades de los municipios, especialmente a las personas encamadas. Es algo que nos preocupa mucho”, añadió.

Asimismo, el alcalde juanadino hizo hincapié en la dejadez de la alta oficialidad del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), a quienes acusó de abandonar por completo su res-ponsabilidad en la limpieza de los cauces de ríos, un asunto que, insistió, expone innecesariamente a la ciudadanía a inundaciones severas.

“El departamento de Recursos Naturales no ha hecho su trabajo”, sentenció. “Eso no existe. El DRNA es un desastre en términos de mantenimiento de los cauces de los ríos”.

Incluso, indicó que proyectos para limpiar el río Guayo a través de la Guardia Nacional se han retrasado debido a la burocracia en el DRNA.

“Nosotros conseguimos un ejercicio de 30 días con la Guardia Nacional para limpiar el río Guayo en el barrio Jacaguax, pero lamentablemente aún no tenemos el permiso correspondiente. Este dinero, si no se utiliza al 30 de septiembre, se pierde”, planteó.

“La última vez que nos reunimos con el Cuerpo de Ingenieros nos dijeron que la solicitud era defectuosa, porque el permiso (del DRNA) no se podía emitir de esa forma. Así que todavía estamos a la espera”, añadió.

En contraste, el alcalde destacó que mantiene buena comunicación con los departamentos de Familia, Educación, la Policía Estatal y el Cuerpo de Bomberos.

A prueba el sistema eléctrico

Por otro lado, Hernández Torres expresó preocupación por la estabilidad del sistema eléctrico, el cual permanece vulnerable en ciertas áreas.

“Todo está a prueba. Vamos a ver si los empates que hizo la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en un momento dado con estas compañías privadas aguantan, y cuáles van a ser los resultados”, sostuvo.

“Ahora es la evaluación”, continuó. “Con un viento de 40 millas por horas, veremos qué va a pasar con el trabajo de esas compañías que se llevaron un capital extraordinario”.

Hernández Torres además indicó que ha dialogado con el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz Vázquez, para reclamar que atienda la grave sedimentación del lago Guayabal que, a su juicio, ya alcanza el 80 por ciento de su capacidad.

Esta situación, junto a la optimización de la ope-ración de sus compuertas, han sido reclamos que por años ha llevado el alcalde a la AEE y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).“Eso, sin duda, afecta la zona baja de nuestra ciudad, porque cuando tenemos fuertes lluvias no se tiene la capacidad para almacenar esa agua y se va río abajo, ocasionando inundaciones en los sectores Aruz y Manzanilla”.

“Es urgente que se trabaje este asunto”, concluyó.

“Todo está a prueba. Vamos a ver si los empates que hizo la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en un momento dado con esas compañías privadas aguantan”, sentenció el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres. Foto archivo