Alrededor del mundo: los remedios caseros para combatir el Covid-19

La extendida creencia en los poderes curativos de la naturaleza es una herencia de la historia, que permanece en la memoria colectiva de algunas comunidades.

Foto Archivo

No solo las mascarillas, los guantes y desinfectantes de manos escasean en las tiendas y farmacias de todo el mundo. En el mercado de Atikilt Tera en Addis Abeba, capital de Etiopía, el ajo, el limón y el jengibre, se han vuelto bienes tan preciados como las botellas de alcohol etílico en tiempos de coronavirus.

Estos tres ingredientes en furor componen la tradicional Dawa, una bebida que significa “medicina” en la lengua suajili, pues en el país se cree que ayuda a estimular el sistema inmunológico y a curar los resfriados.

Aunque no ha sido avalada por la ciencia, comparte un lugar tan respetado como los medicamentos de laboratorio en esta región de creencias profundas. “A menudo lo uso para recuperarme de la gripe y también me ayudará a luchar contra el coronavirus”, dijo a la agencia de noticias Reuters un cliente en el café Bayu Worku de Addis Abeba, mientras bebía su brillante taza de té Dawa amarillo junto con un amigo.

Pero en momentos de emergencia, los comerciantes aprovechan para disparar sus precios en un mercado abarrotado de personas que llenan sus canastas en medio de la pandemia. “No me importa gastar aún más porque es para mi salud”, dijo Awol Mohammed mientras compraba ajo y limones.

Los indonesios y el famoso “Jamu”

En Indonesia, los activistas Angus Widanarko, de 39 años y su esposa, Vieda Nawangsari, de 34, tomaron la iniciativa de crear el “Jamu”, una bebida que tiene fama por disminuir la presión arterial, la inflamación y fortalecer el sistema inmunológico. Para crearla hay que mezclar jengibre, cúrcuma, tamarindo y azúcar antes de hervirlos con un poco de agua.

“Este Jamu es bueno y yo también lo bebo y es bueno. Mi cuerpo se siente saludable, no vago como si no quisiera hacer nada, incluso puedo comer mucho”, relató un consumidor.

¿Orina de vaca?

No muy lejos del lugar en el país asiático, la vaca aparece en el centro del nuevo menjurje contra el Covid-19. Un grupo hindú organizó una fiesta para beber orina de este animal, considerado sagrado en el país, ya que creen que el líquido eliminado por ellas tiene propiedades medicinales que pueden vencer al Covid-19.

“Las cinco cosas que se originan de la vaca son la orina de vaca, su estiércol, mantequilla clarificada, cuajada y leche. Son muy beneficiosas para el cuerpo, especialmente la orina de vaca, que tiene 18 elementos nutritivos”, afirmó un asistente a la reunión, que se realiza sin mayores controles en medio de la pandemia.

Pero es aquí donde la ciencia y la fe se encuentran en un punto ciego. Mientras el cardiólogo y expresidente de la Asociación Médica India, Kk Aggarwal, sostiene que “cada persona, cuando está en pánico, comenzará a buscar alternativas”.

“Pero en este momento, no hay evidencia. no hay evidencia científica. No están aprobados ninguno de ellos”, recalcó.

A lo que Chakrapani Maharaj, que lideró la reunión, respondió: “mira, la ciencia no tiene una cura para eso. Entonces, ¿cómo se hará? Así que este es nuestro camino, te estamos diciendo nuestro camino. Al final, esto curará el coronavirus”.

Coca en Bolivia

Mientras la gran mayoría de la sociedad se refugia en sus casas en medio de la cuarentena, las comunidades autóctonas de Suramérica recurren a sus saberes antiquísimos para blindarse ante el virus: la milagrosa hoja de coca, el eucalipto y las hierbas.

A falta de evidencia científica que pruebe su efectividad contra el Covid-19, los médicos advirtieron a sus pacientes que no dependan de estos remedios. Pero días atrás, el Senado de Bolivia aprobó una moción para promover el uso de la medicina tradicional, para prevenir la enfermedad.

“Tenemos una inmensa variedad de plantas medicinales de diferentes categorías ecológicas. El mensaje que queremos transmitir es que la población boliviana retome el consumo (de medicina tradicional) nuevamente porque esto fortalece el sistema inmunológico y previene contra una variedad de enfermedades, especialmente el coronavirus”, expresó Felipe Quilla, ministro adjunto de Medicina Tradicional.

…Y excrementos de burra

En Irán, las cosas no son distintas. Además de usarse los remedios de antaño que incluyen jengibre, ginseng, tomillo y clavos de olor, existe el “anbar nesa” hechos de heces de burra que se queman para inhalar el humo que se despide de allí.

A pesar de que la comunidad científica no aprueba en rigor estos remedios, la fe ciega de consumidores y productores mantienen vivos estos productos en mercados, tiendas y calles atestadas que en tiempos de pandemia, se venden como pan recién horneado.

(Fuente: Reuters)