Alegan Miguel Romero obtuvo descuento vivienda por beneficios contributivos

foto: Cybernews

SAN JUAN – Las candidatas al Senado por San Juan por Movimiento Victoria Ciudadana, Marilú Guzmán y Rosa Seguí, alegaron este domingo que el candidato penepé a la alcaldía de San Juan, el senador Miguel Romero, impulsó beneficios contributivos a desarrolladores a cambio de un descuento de una vivienda.

De acuerdo con Guzmán y Seguí, Romero recibió un descuento de 57% por pie cuadrado en la compra de apartamento de lujo en el Condominio Mirador del Parque en Hato Rey, cuando este fue el secretario del Departamento del Trabajo bajo la gobernación de Luis Fortuño (2009-2013), según dijeron en un comunicado de prensa.

Y durante ese tiempo, Romero, quien también formaba parte del equipo económico de Fortuño, impulsó la creación de un programa de exenciones contributivas para la compra de viviendas.

Según revelaron las candidatas, el 2 de septiembre de 2010, Fortuño firmó la Ley de Estímulo al Mercado de Propiedades Inmuebles, Ley 132-2010.

Esta ley creó un programa de exenciones contributivas para facilitar y propiciar la compra de viviendas y otras propiedades inmuebles mediante la concesión de beneficios contributivos.

La misma, de igual forma, tenía una restricción en el tiempo para participar de este programa, supuestamente para incentivar las compras.

Dos meses después, el 28 de noviembre de 2010, especificaron Guzmán y Seguí, Romero cerró la hipoteca de 403.000 de dólares del apartamento.

Y de acuerdo con Seguí, como comprador beneficiario de la Ley 132-2010, Romero no tuvo que pagar impuestos al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) por su apartamento desde el año 2011 hasta el 2015, mientras el resto de la población pagaba la sobretasa especial del CRIM impuesta bajo la Ley 7, hasta el verano de 2013.

“Romero no solamente compró el apartamento más grande que se vendió en el Mirador del Parque ese año, sino que lo consiguió con un descuento del 57% más barato por pie cuadrado, que los demás apartamentos vendidos en el condominio, en el 2010”, afirmó Seguí.

“En cambio, el 29 de diciembre de ese mismo año, uno de sus vecinos compró un apartamento, que es la mitad del tamaño del apartamento de Romero, por 471.200 dólares. Esto representa un 121% más caro por pie cuadrado”, agregó.

Por su parte, Guzmán añadió, que el senador no fue quien único se benefició, sino que alegó que los desarrolladores del condominio no pagaron impuestos sobre sus ganancias en ventas, que ascendieron a 3,68 millones de dólares, durante los 10 meses que estipulaba la Ley 132-2010.

“Una y otra vez queda demostrado que la vieja política, en este caso del PNP y Miguel Romero, solo buscan llegar al poder para su beneficio y el de los amigos del alma”, concluyeron diciendo las aspirantes.