Alegan JCA evade reclamos de las comunidades sobre las cenizas de carbón

"La salud de las comunidades sigue empeorando, sin embargo, a las agencias y al gobierno parece no importarles”, dijo Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambienta

Foto: Raúl Colón

Peñuelas – Líderes de la resistencia contra la quema de carbón en Puerto Rico, acusaron el jueves a la Junta de Calidad Ambiental (JCA) de supuestamente evadir los constantes reclamos y solicitudes de información que han hecho las comunidades sobre el asunto de las cenizas de carbón y criticaron a esa agencia por alegada falta de comunicación y transparencia.

“El 18 de mayo, en una reunión en conjunto con la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA en inglés), le entregamos a la presidenta de la JCA, Tania Vázquez Rivera, un listado de solicitudes de información y acciones, y nunca contestó. El 11 de junio reiteramos nuestras peticiones en una carta por escrito, entregada en la oficina de la Sra. Vázquez, y tampoco nos contestó. La comunicación de esa agencia y su presidenta con las comunidades es cero.  Esto es un grave problema de comunicación y transparencia”, dijo en declaraciones escritas, José M. Díaz Pérez, portavoz del Campamento contra las cenizas de Peñuelas.

Alegó que dijo que entre las peticiones ignoradas por la presidenta de la JCA, está un listado específico de los lugares donde se han depositado cenizas de carbón en la isla, información sobre la exportación de los residuos que la empresa AES ha realizado en los últimos meses y copia de los permisos otorgados a la compañía EC Waste para recibir cenizas en sus vertederos de Peñuelas y Humacao, incluyendo el Plan de Operación enmendado.

“La señora Vázquez sigue obviando el estado de derecho que le permite ser más estricta que la reglamentación federal. Ante la evidencia científica sobre la contaminación con cenizas de las aguas subterráneas en las instalaciones de AES en Guayama, ella podría sustituir las deficientes pruebas que se le hacen a las cenizas, solicitar pruebas de radiación, incluso clasificar los residuos de la combustión de carbón como peligrosos, como han hecho otras jurisdicciones, pero no lo hace. Tania Vázquez sigue evadiendo su función principal de proteger y conservar el medioambiente”, alegó Díaz Pérez.

Por su parte, Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental, alegó que la comunidad de Miramar en Guayama aún espera por la instalación de monitores de aire con la cual se comprometieron técnicos de la JCA.

“Luego de la reunión con la EPA, técnicos de la JCA visitaron residentes de Miramar en Guayama, que es la comunidad más cercana a la planta de carbón. Los residentes le explicaron que lo más importante es establecer monitores de aire que midan metales pesados. A pesar de que los técnicos se comprometieron a realizar dicho monitoreo, y que tanto a Carmen Guerrero de la EPA y a Tania Vázquez de la JCA les pareció viable el establecimiento de esos monitores, a casi dos meses los mismos no han sido instalado. La salud de las comunidades sigue empeorando, sin embargo, a las agencias y al gobierno parece no importarles”, dijo.