Alcaldesa financia campaña con donativos de contratistas y empleados de confianza

La reiterada estrategia apunta a un patrón de inversionismo político en la Casa Alcaldía de Ponce, el cual consistentemente le ha permitido a Meléndez Altieri superar por mucho los ingresos de sus rivales políticos en contiendas electorales.

Foto Archivo

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, ha vuelto a recurrir a donativos políticos de sus empleados de confianza y de un selecto grupo contratistas para inyectar oxígeno a su campaña por la reelección.

De hecho, solo entre los meses de enero y junio de 2020, más del 85 por ciento de los donativos concedidos al Comité Amigos de María “Mayita” Meléndez Altieri provinieron de personas con vínculos económicos a su administración municipal.

La reiterada estrategia apunta a un patrón de inversionismo político en la Casa Alcaldía de Ponce, el cual consistentemente le ha permitido a Meléndez Altieri superar por mucho los ingresos de sus rivales políticos en contiendas electorales.

Al detalle

De acuerdo a informes oficiales de ingresos y gastos radicados ante la Oficina del Contralor Electoral de Puerto Rico (OCEPR), durante los primeros seis meses del 2020 la alcaldesa recibió $14,987 en donativos de campaña, cifra que se suma a otros $67 mil obtenidos durante el año pre electoral 2019 y que totalizan $81,988.

La cifra es cuatro veces mayor a los donativos recaudados por su contrincante del Partido Popular Democrático (PPD), Luis Irizarry Pabón ($17,924), quien ante tal disparidad ha optado por inyectar $80 mil de su capital para financiar la campaña.

Los documentos radicados ante el Contralor Electoral confirman además que durante los pasados 18 meses casi una treintena de “empleados de confianza”, incluyendo directores y subdirectores de dependencias municipales, han aportado consistentemente a la campaña de su patrona.

Entre ellos figura la asistente administrativa de la alcaldesa, Jessica Nieves Soto ($1,900); el pasado director de Turismo Municipal, aspirante a legislador municipal y director de campaña, José Reyes Feliciano ($830); la administradora del Teatro La Perla, Carmen Martínez Ajá ($775); el director de la Oficina Local de Desarrollo Laboral, Arnold Ramos Bocachica ($750); y la directora de la Oficina de Ayuda al Ciudadano, Omayra Colón Pérez ($650).

Sin embargo, sus aportaciones no se han limitado a la campaña actual. Los mismos cinco funcionarios inyectaron a Meléndez Altieri un total de $6,988 en donativos políticos durante la campaña anterior por la Casa Alcaldía (2016).

Más en lista

Otros empleados como el subdirector de Head Start, Eddie Torres Vázquez ($460); el comisionado de la Policía Municipal, Juan Gerardo Molina Pérez ($450); la directora de Desarrollo Económico, Cándida León Rivas ($400); el secretario municipal Giordano San Antonio Tort ($400) y la directora de Mejoramiento de Escuelas, Carmen Bravo Ramírez ($350) aparecen en los registros más recientes del Contralor Electoral, apoyando económicamente la reelección de la alcaldesa.

Asimismo, la directora de la División Legal, Elizabeth Ocasio Caraballo ($300); la directora de Empresas Municipales, Greyshan Irizarry Pagán ($300); el secretario de la Legislatura Municipal, Egbert Quiñones Toro ($300); el director del Programa de Head Start, Javier Negrón Olivieri ($200); la directora de Recreación y Deportes, Mayra Linette Robles Rivera ($200) y el director de Manejo de Emergencias Municipal, Ángel Vázquez Torres ($200), entre otros.

De igual forma, al menos diez legisladores municipales de la mayoría novoprogresista han nutrido económicamente su campaña. Entre los más generosos resaltan el exesposo de la alcaldesa y hoy presidente de ese cuerpo, Rafael Mateu Cintrón ($3,175), y Jorge Bayona Negrón ($1,450).

Oxígeno de contratistas municipales

Los informes de igual modo revelan que durante una actividad política celebrada el 14 de junio de 2019 en el Hotel Ponce Hilton, Meléndez Altieri recibió un cheque por $1,250 del ingeniero y expresidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Carlos I. Pesquera Morales, y una aportación adicional de $1,000 a nombre de su esposa, Irasema Rivera Reyes, para una contribución combinada de $2,250.

Los donativos -los primeros en registro bajo sus nombres a la alcaldesa- coinciden con el cuatrienio en que Pesquera Morales fue añadido a la lista de contratistas municipales de la alcaldesa.

Desde diciembre de 2017, la empresa de Pesquera Morales -Capital Improvements Management Program- ha recibido 16 contratos del ayuntamiento ponceño que totalizan $1,697,125. Más de la mitad de ellos han sido concedidos durante los pasados 12 meses.

En la misma actividad, también cinco integrantes del bufete Cancio, Nadal, Rivera & Díaz entregaron sendos giros de $1,000 para la campaña de reelección de Meléndez Altieri.

Fueron ellos los abogados Miguel Ortega Núñez, Francisco Vargas López y Edgar Hernández Sánchez. También Jacqueline Vargas Rivera y Camille Couverthie Sierra, a quienes la base de datos ZoomInfo identifica como miembros del personal administrativo.

Solo este bufete metropolitano ha logrado más de $2.1 millones en contratos con la Alcaldía de Ponce desde que Meléndez Altieri asumió el poder.

La lista también incluyó a la ex vicealcaldesa de Guaynabo, Aurialis Lozada Centeno, quien tras obtener $1.4 millones en contratos con la administración de Meléndez Altieri aportó un cheque de $2,500 a su campaña política.

Por otro lado, Gilberto Claudio Marrero, exdirector de Servicio a la Familia Municipal bajo la administración del exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill García, ha hecho al menos cinco aportaciones a la campaña política de la alcaldesa de Ponce desde mayo de 2019, que suman $1,350.

En agosto de 2018, Claudio Marrero se convirtió en “empleado de confianza” de Meléndez Altieri, devengando un salario de $8,400 mensuales.

Sin votar en Ponce

Por último, los registros del Contralor Electoral evidencian que una parte significativa del financiamiento político logrado por Meléndez Altieri procede de empresarios de la zona metropolitana, que no votan en Ponce.

Entre estos resaltan Luis. M Báez Rodríguez ($1,500) y Karla M Rivas Rivera ($1,250) de San Juan; así como Carlos L. González Torres ($1,250) y Rafael G. Rodríguez Rosario ($1,250) de Guaynabo.

Otros donantes en igual condición son Luis Barnecet Vélez ($2,222) de Coamo; y Nilsa Morales Lehman ($1,000) de Peñuelas.