Alcaldesa de Ponce, como dentista, pide que se incluya a uno en coalición salud

"De igual forma deben incluirse en el grupo de médicos y personal de riesgo para la primera fase de la vacuna contra la COVID-19 ya que el riesgo al contagio realizando sus funciones es alarmante", indica Meléndez.

Foto: Visualhunt

San Juan – En su calidad de dentista de profesión, la alcaldesa de Ponce, María E. Meléndez, ha dirigido una carta al gobernador electo, Pedro Pierluisi, y su nuevo secretario de Salud, en la que le sugiere que por favor incluya a alguien colegiado de su profesión en la Coalición de Salud que ha ideado para la lucha contra la COVID-19.

“He trabajado como dentista con práctica privada y también me he dedicado a la educación dental. Graduada de la Escuela de Odontología del Recinto de Ciencias Médicas, hoy Escuela de Medicina Oral, expresidenta del Colegio de Cirujanos Dentistas. También como miembro del Task Force de Salud del Sur que creamos con la Escuela de Medicina de Ponce para enfrentar la COVID-19”, le indica Meléndez.

Tras felicitarle por dicha creación le señala que la sugerencia está basada en que los dentistas, según los informes, “es una de las comunidades médicas de alto riesgo, razón por la cual han sido los primeros en seguir las medidas de prevención de protección personal para evitar contagios y seguir las instrucciones de OSHA”.

“De igual forma deben incluirse en el grupo de médicos y personal de riesgo para la primera fase de la vacuna contra la COVID-19 ya que el riesgo al contagio realizando sus funciones es alarmante”, indica.

Está comunidad médica, remarca, ha hecho inversiones económicas “grandes y están a la vanguardia del salubrismo, dando cátedra de este y de las medidas de biocontención, sirviendo de igual forma de cernimiento poblacional”.

Por lo antes expresado, “sé que los dentistas de Puerto Rico coinciden conmigo en solicitar que sean incluidos directamente en el proceso de la primera fase de la vacunación. Asimismo, ser parte de la Coalición de Salud para aportar con conocimiento médico y científico en esta lucha contra la COVID-19”.

Esta sugerencia “la hago con el mayor de los respetos en apoyo a mis colegas dentistas que han sacrificado sus prácticas y han servido a sus pacientes sin amilanarse por los riesgos”.

Por último, agradece al equipo de salud del secretario, Lorenzo González, por dirigir “diligentemente” el Departamento de Salud de Puerto Rico y en menos de un año lograr significativos cambios.