Alcaldes reclaman uniformidad de higiene en los supermercados

Durante un recorrido por colmados y supermercados de la zona sur, La Perla del Sur observó discrepancias notables en los protocolos de seguridad que aplicaban estos comercios e inconsistencias en las medidas de protección adoptadas por los propios empleados, incluso, en un mismo local

Foto: Suministrada

Por tratarse de uno de los pocos lugares donde está permitida la aglomeración de personas durante la actual crisis de salud, varios alcaldes reclamaron a la gobernadora Wanda Vázquez Garced el establecimiento de un protocolo uniforme de higiene y seguridad que simultáneamente protega a empleados y clientes en los supermercados del país.

El pedido se formuló el pasado sábado durante una videoconferencia con la primera mandataria y fue reiterado durante otro junte ayer miércoles.

En Juana Díaz

“La situación de descontrol en los supermercados es preocupante. No siempre hay un ambiente de higiene”, puntualizó el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, tras visitar varios comercios y participar de las conferencias a distancia con la gobernadora.

“Las personas llegan, agarran el primer carrito disponible y en muchos supermercados no hay un proceso de desinfección, ni del cliente que llega ni del carrito de compra. No se proveen guantes o mascarilla al cliente, ni se mantiene la distancia de seis pies en las filas”, continuó.

“Se tiene que elaborar un procedimiento para los supermercados, para que sea uniforme en todo el país. No podemos tener unos supermercados sí y otros no. No debería estar sujeto a la discreción de cada cual”, agregó. “Esto no es un asunto del comercio, es un asunto de salud pública en medio de una emergencia nacional”.

Ponce y la región

Durante un recorrido por colmados y supermercados de la zona sur, La Perla del Sur observó discrepancias notables en los protocolos de seguridad que aplicaban estos comercios e inconsistencias en las medidas de protección adoptadas por los propios empleados, incluso, en un mismo local.

En uno de los casos, no todas las cajeras utilizaban guantes y casi ninguna portaba mascarillas. Asimismo, no todos los empleados que reabastecían las góndolas tenían guantes.

Entretanto, en la mayoría de las filas para el pago de mercancías no se requirió guardar distancia entre los clientes.

En otros casos, se limitaba el número de personas que podían entrar a los supermercados, mientras que en otros no. Casi ninguno ofreció desinfectante de manos a los visitantes.

El pasado martes, Supermercados Econo anunció que comenzaría a recibir a sus empleados y clientes con un termómetro infrarrojo a la entrada y que las personas que registraran una temperatura superior a los 100.4 grados Fahrenheit no serían admitidas. Sin embargo, esta medida aún no es emulada por la mayoría de los comercios de alimentos.

“Yo entiendo que debe haber medidas más proactivas, como tomar temperatura en todos los supermercados y tener accesible guantes y mascarillas para los clientes, porque es uno de los lugares de mayor riesgo de contagio”, afirmó Hernández Torres.

“Hay muchas cajeras que ni siquiera tienen guantes y por sus manos pasa toda la mercancía y están en contacto directo con los clientes. Toda cajera debe tener guantes y mascarilla en todo momento, para su protección y la de los clientes”, abundó.

Ante esto, Hernández Torres no descartó convocar a la Legislatura Municipal de Juana Díaz para aprobar legislación que imponga un protocolo local. “Pero no queremos llegar a eso. Debería ser algo uniforme en toda la isla para que la protección sea para todos”.

En Coamo

Por su parte, el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, reconoció que aunque hay esfuerzos por reforzar la seguridad e higiene en los supermercados, aún hay disparidad entre estos comercios.

Según explicó, ha conversado sobre el tema con dueños de supermercados en su municipio, pero al igual que Hernández Torres, admitió la urgencia de que se establezcan directrices a nivel isla para minimizar el contagio del virus COVID-19.

“Tú vez algunas cajeras sin guantes, otros sin mascarillas. Para mí la mascarilla es más importante, aún más que los guantes”, opinó.

Sin embargo, García Padilla  planteó que algunos supermercados podrían estar limitados ante la escasez de estos protectores, por lo que será necesario que el gobierno priorice el reabastecimiento para ellos.

“Yo sé que hay una escasez, pero tiene que existir un protocolo uniforme para esto, porque es el lugar que todo el mundo tiene que ir en algún momento”, subrayó.

Yauco gana terreno

Estas limitaciones, sin embargo, no han impedido que en el municipio de Yauco se haya activado desde el pasado martes un plan uniforme para registrar la temperatura de quienes ingresan a los siete supermercados de la localidad.

Como explicó el alcalde Ángel Luis Torres Ortiz, la medida se instauró en consenso y colaboración con las cadenas comerciales para intentar identificar a tiempo cualquier caso sospechoso de coronavirus.

Para la tarea, el ayuntamiento asignó personal de Emergencias Médicas y la Policía Municipal. Los primeros están a cargo de medir la temperatura de visitantes mediante termómetros de infrarrojos y los segundos velan porque todos cumplan con la medida preventiva.

En caso de que alguien registre temperatura superior a los 102 grados Fahrenheit (39 centígrados) entonces se activa el protocolo “y se transporta a la persona al Hospital Pavía con nuestro personal paramédico”, indicó Torres Ortiz.

Para esto cuentan con tres ambulancias. Los paramédicos y policías, entretanto, cuentan con equipo protector y protocolos de desinfección que implementan al inicio y cierre de cada jornada.

En el hospital, “el emergenciólogo le hará pruebas de micoplasma e influenza y de dar negativo entonces aplican los protocolos de aislamiento y un referido para la prueba del COVID”, dijo el alcalde.

En caso de que la persona se niegue al proceso, entonces no se le permite la entrada al establecimiento, añadió. “Pero, no nos hemos topado con un caso todavía”, aseguró.

Tampoco con un consumidor que exceda el límite de temperatura corporal, a dos días de implementada la medida, agregó Torres Ortiz.