Alcalde de Ponce emplaza a LUMA Energy por deficiencias en el servicio eléctrico que afecta a residentes y comerciantes

La pasada semana y esta, sectores como Baldorioty, Mercedita, Jardines del Caribe, Vista Alegre, Valle Verde, Marueño, Sabaneta, Alta Vista, Vallas Torres, entre otros, han estado reportando la falta de servicio.

Foto: CPI / Gabriel López Albarrán

PONCE – A más de una semana de LUMA Energy asumir el control de la distribución de la energía eléctrica en el País, son múltiples los sectores de Ponce que han carecido del servicio durante varios días consecutivos, por lo que el alcalde Luis M. Irizarry Pabón emplazó hoy, a la empresa a que corrija las deficiencias y establezca un canal de comunicación efectivo con la Administración Municipal.

“Es insostenible e inhumano que nuestros ciudadanos, muchos de ellos de la tercera edad y con condiciones de salud y encamados, estén careciendo de un servicio básico y vital como es la energía eléctrica en momentos que la Isla aún no ha enfrentado ningún evento atmosférico que afecte las líneas de transmisión. Exijo respuestas y una acción contundente”, sentenció el ejecutivo municipal.

La pasada semana y esta, sectores como Baldorioty, Mercedita, Jardines del Caribe, Vista Alegre, Valle Verde, Marueño, Sabaneta, Alta Vista, Vallas Torres, entre otros, han estado reportando la falta de servicio.

Son miles los residentes que han visto su calidad de vida afectada, toda vez que los alimentos que guardan en sus neveras se dañan, por lo que no pueden alimentarse igual y pierden el dinero invertido. Estar a la luz de las velas, o verse en la necesidad de encender los generadores no sólo pone en riesgo su tranquilidad y conlleva gastos adicionales, sino que les hace revivir todas las carencias y limitaciones sufridas después del huracán María, sostuvo el doctor Irizarry Pabón.

Además, son varios los comerciantes que han visto interrumpidas o afectadas sus operaciones debido a esta situación.

El alcalde ponceño manifestó que “es inevitable pensar en cuánto va a sufrir nuestra población si nos sorprende un fenómeno atmosférico en unas circunstancias en que entra una empresa nueva que no cuenta con el personal necesario, que cierra las puertas a un servicio al cliente eficaz y tampoco conoce el sistema energético local”.