Alcalde de Aguadilla asegura no hubo nada irregular en contratación de hermana de Anaudi

Alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez Foto archivo

El alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez Martínez, rechazó irregularidad alguna en la contratación de la compañía de la hermana de Anaudi Hernández para brindar unos cursos a los empleados del Centro de Envejecientes de su municipio en el 2006 y 2008.

“Esto fue (su contratación) por el doctorado que ella tiene, porque ella era la cualificada en ese momento, y se le dio el contrato para que le diera clases a los empleados que trabajan con los envejecientes”, aseguró el alcalde a La Perla del Sur.

Según el alcalde, el entrenamiento que ofreció la compañía de Jaycelin Hernández, Gerontología Educacional Inc.,  surgió por la exigencia del Departamento de la Familia (DF) de que se entrenen a las personas que trabajan con envejecientes.

El alcalde del Partido Nuevo Progresista (PNP) aseguró que él no conoció a Anaudi ni a su hermana. “En el 2006 nadie conocía a Anaudi, nadie conocía a esa señora en el 2006 (a la hermana). Se contrató, ella tiene un doctorado…”, manifestó el primer ejecutivo municipal, quien aseguró que ambos contratos fueron notarizados.

A su vez, explicó que las personas que van a ser contratadas para ofrecer servicios en su ayuntamiento, pasan primero por recursos humanos, luego por sus abogados y después él firma el contrato. De esta forma, dijo, en ningún momento vio ni conoció a la hermana de Anaudi.

El alcalde mostró evidencia a este semanario de los contratos. El contrato del 2006 fue por la suma de $13,145 y el del 2008 por $6,515. En el contrato del 18 de septiembre de 2006 al 19 de octubre del 2006 se establecieron 30 horas contacto para unos 71 participantes. Mientras que en el contrato del 19 de enero del 2008 al 21 de febrero de 2008, se pagaron $175 por participante y 30 horas de duración. Además, el municipio pagó $45 por participante en cursos de educación continua.

Los contratos de la hermana de Anaudi en el municipio de Aguadilla, así como en el muncipio de Ponce, surgieron luego de que el senador del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal José Torres, le solicitara al expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, que le hiciera el mismo reclamo que le estaba haciendo a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, a la alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, y al alcalde de Aguadilla. Y es que el representante estadista le pidió a Cruz que ofreciera respuestas sobre la disparidad en la escala de compensación por servicios prestados que se le brindó a la hermana del convicto federal, así como también la necesidad de desarrollar cursos en línea cuando el Colegio Universitario de San Juan no estaba acreditado por la Middle State Commission para ello.

De acuerdo a NotiCel, la alcaldesa Mélendez Altieri indicó que “yo siempre he dicho que trabajo para todos los ponceños sin mirar colores. Eso significa que cuando se necesita un servicio, cada dependencia realiza sus procesos sin la presión del ejecutivo y quien resulte con la mejor oferta es contratado. Nuestra Secretaría de Ayuda al Ciudadano tuvo que cumplir con unos requisitos del Departamento de la Familia y procedió a realizar el proceso de contratación considerando inclusive proveedores de la pasada administración. Al final del proceso resultó favorecida la compañía de Jaycelin Hernández pues ofreció el mejor precio”.

La alcaldesa aseguró que no conoce a Jaycelin, que nunca se ha reunido con Anaudi y que ninguno de los dos son donantes de su campaña.

“Tampoco hubo irregularidades en la contratación, ni en los servicios como ocurrió en la Cámara de Representantes con Perelló”, concluyó la alcaldesa penepé.