Ahogamientos son la principal causa de muerte involuntaria de niños entre 1 y 4 años

Así lo concluye estudio cameral.

Foto: Suministrada

EL CAPITOLIO –  Los ahogamientos infantiles se mantienen como la principal causa de muerte involuntaria entre niños de 1 a 4 años y la mayoría ocurren en el hogar durante los meses de verano.

Este fue el resultado de una investigación de la Cámara de Representantes, realizada por empleados de la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Oeste de la representante Maricarmen Mas Rodríguez.

“Luego de un largo proceso, determinamos que la recomendación que hacen todos los expertos es la vigilancia. Los padres y cuidadores pueden seguir las sencillas medidas de seguridad acuática para evitar estos trágicos eventos”, señaló Mas Rodríguez en declaraciones escritas.

El informe final de la Resolución de la Cámara 1422 menciona que “es imperativo que el adulto que supervise dicha actividad acuática conozca administrar RCP (resucitación cardiopulmonar) a niños, para que los niños se eduquen con juegos y actividades virtuales de seguridad en el agua, se puede visitar el portal cibernético El Rincón de los Niños de Piscina Segura, Diversión Asegurada, también, se debe auscultar la posibilidad de que el Departamento de Recreación y Deportes u otra agencia gubernamental realice campañas educativas sobre la seguridad acuática, entre otros”.

En Puerto Rico, el asunto no ha sido estudiado a profundidad, según una investigación del Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico (PSGUPR)

“Se desprende del estudio de PSGUPR que en Puerto Rico existe un vacío de información en todo lo referente a la contabilización de muertes anuales por ahogamientos. También sobre las razones por las cuales ocurren estas muertes y al impacto económico y social de estas pérdidas humanas. Se tiene que hacer más para prevenir estos terribles incidentes”, expresó la representante.

En Estados Unidos, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, CPSC por sus siglas en inglés, realizó un estudio sobre los ahogamientos y los ahogamientos inminentes (a punto de ahogarse) entre niños menores de cuatro años en los estados de Arizona, California y Florida, donde las piscinas son bastante comunes. Señalan que dicho estudio reveló que en casi 70 por ciento de los casos no se esperaba que los niños estuvieran en la piscina o en sus cercanías.

Los datos de la CPSC muestran que, en promedio, hubo 379 ahogamientos fatales reportados por año de niños menores de 15 años en piscinas o spas desde 2015 hasta 2017.

Según los datos de la CPSC los índices anuales de ahogamientos fatales se incrementaron gradualmente entre 2015 y 2017, con un pico de 395 muertes reportadas que involucraron a niños menores de 15 años en 2017. Los entornos residenciales, tales como la vivienda de un niño, un familiar, un amigo o un vecino, constituyeron el 71 por ciento de los incidentes de ahogamientos fatales reportados.