Aflora el ingenio estudiantil en Explo Crea 2016

Foto archivo.

Yasmalis López Rullán tiene muy claro lo que estudiará cuando llegue a la universidad: Ciencias en cualquiera de sus vertientes, aunque confiesa que Química es una de sus preferidas.

“Estamos haciendo un laboratorio que crea ‘slime’, una sustancia gelatinada que se escurre entre los dedos y que muchos chicos juegan con ella. También, el ‘slime’ nos ayuda a combatir la ansiedad y el nerviosismo que nos causan las clases. Otro de los laboratorios que estamos haciendo es mantecado”, explicó la joven alumna de octavo grado de la Escuela Hemeterio Colón y Warens en Ponce.

Justamente fue en este plantel escolar donde se llevó a cabo la pasada semana el segundo proyecto interactivo de Ciencias y Matemáticas, Explo Crea 2016, con el objetivo de estimular a que su matrícula estudiantil aprenda estas materias especializadas a través de un currículo de alta calidad, activo, flexible y tecnológico.

Explo Crea 2016 reunió a cerca de 400 estudiantes y fue organizado por la profesora de Salón Recurso, Isabel Jiménez Rodríguez. La visión y misión del evento interactivo es explorar y crecer. La misma se estrenó el pasado año gracias al ingenio de la ahora exalumna del plantel Adriana Alvarado Maldonado

“Yo estudio en la Thomas Armstrong Toro y estoy en noveno grado. El laboratorio donde participo construye celdas solares caseras con la intención de demostrar que las mismas son posibles a un bajo costo. Las celdas solares recogen la luz del sol y la cambia a energía eléctrica a través de un proceso químico”, explicó por su parte María del Mar González Vázquez, de 14 años de edad.

La profesora de la materia, Samirah Mercado Feliciano, agregó que para este laboratorio se utilizó la fruta zarzamora, también conocida como “blackberry”, por su capacidad de provocar la conducción de corriente a las celdas solares. Al exprimir la fruta, el líquido que arroja posee antocianinas, “que es uno de los mejores para recoger luz solar”.

Según indicó María del Mar, el propósito del experimento es motivar la realización de otros procesos científicos encaminados a la producción de energía a través de la luz solar, pero a un costo inferior al que existe hoy.

Otros de los laboratorios que los estudiantes realizaron ante la mirada de todos aludían a la robótica, a la identificación de sustancias ácidas a través del ph y la reacción del electrólisis del agua, donde se descompone el agua en hidrógeno y oxígeno gaseoso empleando electricidad.

Otro experimento expuesto estuvo relacionado a la Química Forense, particularmente a una de las técnicas utilizadas para identificar escenas donde hubo sangre en la ejecución del crimen, además de la identificación de las huellas dactilares.

“La sustancia empleada fue luminol, un compuesto químico que emite luz azul al ser mezclado con el agente oxidante adecuado. El mismo reacciona con el hierro presente en la sangre”, destacó Mercado Feliciano, especializada en los cursos de Ciencias Terrestres e Investigación.

Los biólogos utilizan el luminol en ensayos celulares para detectar cobre, hierro y cianuros, además de proteínas específicas mediante la técnica denominada “wester blot” o electrotransferencia, que es una técnica analítica usada para detectar proteínas en una muestra determinada.

Mientras tanto, los estudiantes de la profesora de Química, Ana Oms Rodríguez, presentaron laboratorios sobre el tema de la densidad y el uso de la sal. Los estudiantes fueron testigos de sus reacciones al ser mezclados con otras sustancias químicas.

“Este evento le permite al estudiantado experimentar y aprender cómo surgen las cosas. Aquí tenemos diversos laboratorios en proceso que reciben la atención de nuestros estudiantes y les sirve de estímulo para continuar estudios en esa dirección. Es una manera de enseñarles divertidamente, todas las cosas que pueden hacer”, contó la directora escolar de la Hemeterio Colón, Edith Ruiz Maldonado.

En fin, los participantes de las escuelas visitantes como la Thomas Armstrong Toro y la Eduardo Newman Gandía, entre otras, recibieron el insumo para disfrutar del proceso de enseñanza aprendizaje de las Ciencias y Matemáticas de una manera distinta, divertida y fascinante.

Esta segunda edición de Explo Crea 2016 contó con el apoyo de organizaciones estudiantiles del recinto de Ponce de la Universidad Interamericana, como la Asociación de Estudiantes de Microbiología, Ciencias Forenses, Ambiental, American Chemical Society, Redes y Telecomunicaciones (ISACA), y de los estudiantes de Computadoras (IBACUS).