Aeropuertos de Aguadilla y Ponce reactivan sus operaciones

Foto: Suministrada

Puerto Rico – Tras más de un año inoperantes por la pandemia de la covid-19, los aeropuertos internacionales Rafael Hernández en Aguadilla y Mercedita en Ponce, reanudaron este jueves sus vuelos desde Estados Unidos.

La reanudación de los vuelos a Aguadilla se dio por el arribo del vuelo 1735 de JetBlue procedente de la ciudad de Orlando (Florida EE.UU.).

Fueron 92 pasajeros recibidos por unidades de rescate con el tradicional arco de agua.

Mientras tanto, el vuelo de llegada al aeródromo de Ponce fue a las 8:47 de la mañana.

Los vuelos de partida se retomarán a las 9:47 de la mañana con destino a Orlando los jueves, viernes, domingos y lunes.

Ambos aeropuertos lograron retomar sus vuelos después de obtener sus respectivas cartas de cumplimiento tras pasar la inspección anual realizada por la Administración Federal de Aviación (FAA, en ingles).

La FAA inspeccionó cada instalación individualmente a principios de marzo pasado, incluyendo todos los sistemas, instalaciones, procesos y procedimientos de ambos aeropuertos internacionales, tanto de día como de noche, para poder cumplir con el Certificado de Cumplimiento del ente federal para poder operar como aeropuertos de transporte de pasajeros.

Los Certificados de Cumplimiento de operación de la FAA sirven primordialmente para garantizar la seguridad en el transporte aéreo, tanto para pasajeros como para el personal que allí trabaja.

Según datos provistos, el impacto económico con la reanudación de vuelos es de 100 millones de dólares.

Por su parte, los senadores Ada García y Ramón Ruiz reaccionaron preocupados ante la llegada de los pasajeros, pues estos podrían disparar los contagios de la covid-19 en la isla, si se incumplen las medidas de seguridad y salubridad implementadas por el Gobierno de Puerto Rico.

Según dijo Ruiz, el general José Juan Reyes, de la Guardia Nacional, informó que asignaría 40 agentes a las tareas de vigilancia y registro en el Aeropuerto Mercedita, quienes se sumarían al personal asignado por el Departamento de Salud.

“Es importante que tanto el personal de carga, como los empleados regulares y pasajeros tengan un el proceso de cernimiento médico, sin excepciones”, enfatizó Ruiz.

Se supone que todo viajero que llegue a Puerto Rico llene una “Declaración de Viajero” y presente evidencia de una prueba molecular negativa, realizada con hasta 72 horas de anticipación.

Dicho documento debe incluir información de identificación y contacto del pasajero, al igual que un cuestionario médico sobre síntomas y posible exposición al virus.

No obstante, quienes no completen el documento, se comprometan a permanecer en cuarentena domiciliaria hasta realizarse una prueba contra la covid-19 con resultado negativo.

De lo contrario, debe permanecer en cuarentena por 14 días o por la duración de su estadía, lo que sea menor.