Aerolínea dará mascarillas en vuelos donde no ocurra distanciamiento social

La compañía hizo pública esta medida después de ser objeto de una polémica con la filtración de una imagen de un vuelo este sábado que iba prácticamente lleno, sin separación entre los pasajeros

foto: Cybernews

París – La aerolínea francesa Air France anunció este lunes su decisión de distribuir mascarillas a los pasajeros en aquellos vuelos donde no sea posible respetar el distanciamiento social de seguridad debido a su alta ocupación.

La compañía hizo pública esta medida después de ser objeto de una polémica con la filtración de una imagen de un vuelo este sábado entre París y Marsella que iba prácticamente lleno, sin separación entre los pasajeros.

Una periodista de la cadena “France 3” mostró en Twitter que, después de haber mantenido la distancia recomendada antes del embarque, los viajeros tuvieron que sentarse juntos.

La periodista hizo notar que tampoco se les había reclamado un certificado con los motivos que justificaban el viaje en pleno periodo de confinamiento.

Air France recalcó hoy en esa misma red social que en la mayoría de sus vuelos es posible mantener el distanciamiento social recomendado por las autoridades por el coronavirus.

La tasa de ocupación de sus aviones en la actualidad se sitúa en torno al 50%, lo que permite en la mayor parte de los casos dejar una plaza libre entre los pasajeros.

La aerolínea añadió que el aire de la cabina se renueva cada tres minutos por un sistema equipado con filtros idénticos a los utilizados en los quirófanos, “que extraen los virus más pequeños”, incluido el coronavirus.

Asimismo, destacó que ha generalizado “procedimientos de desinfección específicos en las cabinas”, principalmente mediante la pulverización habitual de un producto que mata los virus.

El tráfico de pasajeros del grupo franco-holandés Air France-KLM se desplomó un 50.6% en marzo como consecuencia de la reducción progresiva de capacidades y la anulación de vuelos por la pandemia.

Air France opera estos días apenas un 5% de su programa de vuelos habitual, sobre todo para garantizar las principales rutas nacionales (conexiones de París a Niza, Marsella, Toulouse y a los principales destinos de la Francia de ultramar).

En el llamado “programa esqueleto” también se incluyen enlaces con grandes capitales internacionales, como con Madrid y Barcelona en España.