Adrián Gandía mantiene su norte en la clasificación olímpica directa a Tokio

Por su parte, el primer campeón panamericano de judo, Luis Martínez, ve gran futuro en el joven judoca.

foto: Suministrada

San Juan – A una semana de estar de regreso en Puerto Rico, el campeón panamericano de judo, Adrián Gandía Ginés, reinicia sus entrenamientos en un panorama deportivo de gran incertidumbre. No obstante, el joven de 22 años ha demostrado transformarse ante las circunstancias, demostrando su habilidad de enfrentar los retos con disciplina para conquistar el éxito.

“Descansé una semana. Lunes regresamos al trabajo del físico y el judo con la mente en los próximos eventos, aunque no tengamos las fechas seguras de competencias”, dijo el deportista que ha montado un gimnasio en su casa para el trabajo físico y el judo, cuando se le hace difícil conseguir un “dojo”.

Al momento de este escrito, María Pérez (14) y Melissa Mojica (25) van a los Juegos Olímpicos de Tokio vía clasificación directa por el escalafón mundial, y Gandía Ginés por cuota continental que está 33 en el escalafón mundial. La clasificación cierra en junio 2021, y luego de esta fecha certificarán a los atletas con boleto a Tokio oficialmente.

“Mi meta es lograr la clasificación olímpica de forma directa. No es que la cuota continental no sea buena. Está súper bien, pero es inestable, ya que si algunas de las muchachas baja del ranking me puedo quedar fuera. Con la medalla de oro en el Panamericano estoy rozando esa clasificación directa a las Olimpiadas. Esa es mi meta”, explicó el judoca.

El sistema de clasificación directa escoge a los mejores 18 judocas por escalafón mundial sin repetir nacional en cada división. Por la clasificación continental serán 100 los atletas según su representación continental donde cada continente creará un listado de clasificación continental. Los judocas con mayor cantidad de puntos en dicho listado clasificarán, siempre con máximo de un atleta por Comité Olímpico Nacional en cada categoría de peso.

Gandía pasa tu tiempo libre tratando de dominar las olas haciendo surfing, cocinando “comida italiana donde la pasta boloñesa es mi favorita” y “jugando largas horas PlayStation”.

El retorno al entrenamiento lo hace consciente de todo lo que ha aprendido en más de ocho meses de pandemia por el COVID-19. Estuvo en Europa enfocado “como si hubiera competencia, solo teníamos certeza del Campeonato Panamericano en México”.

“La parte mental es la más fuerte. No sabes si los eventos van. Es la espera de enseñar todo lo que has hecho viviendo en incertidumbre. Definitivamente la disciplina de estos meses valió la pena. Es enseñar cuando uno pone el trabajo, los resultados llegan como consecuencia”, destacó el también medallista de oro por equipo en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing 2014.

Gandía Ginés ya está preparando su lista de metas y deseos para el 2021. Entre sus pedidos está alcanzar “más logros. Más buenas actuaciones. Entrar al tatami sabiendo que estoy peleando a capacidad. En junio quiero tener la clasificación olímpica oficializada, porque estoy muy cerca de lograrlo de manera directa”.

Luis Martínez: “Yo sé que el sueño de él es ir a los Juegos Olímpicos… y lo va a lograr”.

La medalla de oro de Gandía tiene doble celebración para la familia del judo puertorriqueño. Además, de hacer sonar el himno, el joven atleta escribió su nombre como el segundo puertorriqueño en ganar dicha presea en el magno evento tras 32 años haberlo logrado, el legendario exjudoca Luis Martínez.

El logro de Gandía fue en los -81 kilogramos, misma división donde consiguió la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Estoy sumamente orgulloso. Es un joven que ha trabajado duro. Sé que va a ir por más”, dijo Martínez, quien en el Campeonato Panamericano de Judo de 1987 en Argentina ganó el evento en los 56 kilogramos.

“Yo sé que el sueño de él es ir a los Juegos Olímpicos… y lo va a lograr”, expresó el ahora entrenador de judo.

Martínez recordó que, en ese año, 1987, los organizadores del evento no tenían el himno de Puerto Rico. “Tuve que cantar el himno a capela. Eso fue muy emocionante”, contó entre risas. Después de esa medalla, Martínez ganó el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe México 1990. En los Juegos Panamericanos de La Habana 1991 hizo historia al ser el primer judoca en ganar oro.

“El lograr ser el segundo puertorriqueño en ganar medalla de oro en un Campeonato Panamericano de Judo me llena de mucho orgullo. Ahora le falta ganar ese oro en Juegos Panamericanos como yo lo hice en 1991. A mí me gustaría hasta verlo abanderado, porque para mi ser abanderado en Barcelona 1992 fue un sueño hecho realidad”, indicó Martínez.

La hazaña de Gandía Ginés se une a las medallas de oro de la atleta y olímpica juvenil Buenos Aires 2018 de Vieques, Sairy Zoé Colón, en la categoría cadete y junior -70 kilos, y la medalla de plata de la olímpica Río de Janeiro 2016, María Pérez, en -70 kilos.

“El judo, a pesar de lo que estamos pasando con la pandemia, nunca ha dejado de entrenar. Esas medallas de Sairy y María también son muy valiosas para nosotros. Solo queremos que sigan enfocados, trabajando duro, porque los sueños se hacen realidad”, concluyó el líder de grandes combates y formador de judocas medallistas en todos los eventos que representan a Puerto Rico.