AAA reconoce durante vista no tienen dinero para el dragado de embalses

Ventura indicó que los fondos necesarios para el dragado de dicho embalse aún no han sido desembolsados porque están en proceso con la agencia federal.

foto: Suministrada

EL CAPITOLIO – La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) sostuvo en vistas públicas que no ve viable financiar un proyecto para el dragado de los embalses en un futuro previsible.

“Cada metro cúbico de sedimentos que se drague de los embalses en Puerto Rico costará entre 15 a 20 dólares. Si sumamos las cantidades de sedimentos que es necesario para remover de los embalases más sedimentados (Loíza, Dos Bocas, Lucchetti y Guayabal), con rapidez estimamos un total de cerca de 40 a 50 millones de metros cúbicos, a un costo de entre 600 a 1,000 millones de dólares (entre 15 a 20 dólares por metro cúbico). La AAA, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el Departamento de Recursos Naturales (DRNA) no disponen de fondos para un proyecto de esa magnitud ni es viable que puedan financiarlo en el futuro previsible”, expresó Ann Ventura en representación de Doriel Pagán, presidenta de la AAA mediante comunicación escrita.

Además, Ventura indicó, aunque al presente colaboran con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para obtener fondos federales que permita un posible dragado parcial del embalse en Loíza, el orden de magnitud de fondos para ese dragado podría estar limitado a la extracción de los sedimentos asociados al huracán María. Añadió, que los fondos necesarios para el dragado de dicho embalse aún no han sido desembolsados porque están en proceso con la agencia federal.

En su turno de preguntas, la senadora del Distrito de Guayama, Gretchen Hau, manifestó “sé que el dragado ha sido un reclamo constante tanto de los gobiernos municipales como de los propios ciudadanos”. A la vez, cuestionó a José Bermúdez, jefe de División de Riesgos, Represas y Embalses de la AEE, en qué estado está el proceso con FEMA. El representante de la AEE respondió que están aún en el proceso técnico. Aún no hay dinero desembolsado.

“De esas 20 represas cuando llega el huracán María nosotros hicimos una solicitud de fondos a FEMA de todos los embalses para dragados. De esa solicitud, FEMA nos aprobó dinero para once. Esa asignación ronda los 192 millones de dólares. El proceso establece un plan a diez años que se le somete a FEMA con los desarrollos de los proyectos. El Lago Dos Bocas está incluido en esa lista”, sostuvo Bermúdez al añadir que el dragado es caro y máxime cuando los accesos a muchos de ellos son en las montañas.

La RCS 32 tiene como fin ordenar a la AAA, la AEE y el DRNA realizar todas las gestiones y trámites pertinentes para identificar y solicitar los fondos necesarios para ejecutar el dragado de los embalses que se encuentran bajo su administración, a fin de restaurar la capacidad de almacenamiento de agua en los mismos; ordenar el diseño de un plan conjunto para el dragado de los embalses antes referidos; para establecer periodos de cumplimientos sobre estos mandatos; para disponer las condiciones de dicho acuerdo, priorizando el embalse del Lago Dos Bocas.

El Departamento de Recursos Naturales, a través del secretario Rafael Machargo, mencionó en su ponencia que se encuentran en la disposición de colaborar, dentro del marco pericial de su personal técnico y ámbito de jurisdicción, para la consecución de los objetivos de la RCS 32. Explicó como ejemplo que la situación del embalse Cerrillos es saludable y suple la demanda requerida. “De necesitar aumentar dicha demanda, se necesitaría realizar un Estudio de Batimetría (estudio para medir la profundidad del fondo del embalse) el cual pudiera tener un costo que no debe sobre pasar los 5 millones de dólares y dependiendo de los resultados que éste arroje, pudiera ser necesario un dragado que pudiera rondar sobre los 25 a 40 millones de dólares”, sostiene.

De otro lado, Sixto Machado, director de la oficina de Geología e Hidrología de la Junta de Planificación expresó que “consideramos muy pertinente el que se tomen las medidas necesarias conducentes al dragado de estos importantísimos cuerpos de agua, para asegurar el abasto de este recurso especial y la generación de energía eléctrica, que son elementos vitales para la vida de la población y para el desarrollo económico de la Isla”.