A un año de María: Sobre 6,500 familias sureñas permanecen en precarias viviendas

Los municipios con más de mil casas pendientes por rehabilitar son Juana Díaz, Guayama y Salinas.

Foto archivo

Ya es oficial. La avalancha de anuncios en los que políticos puertorriqueños han prometido cientos de millones de dólares en ayudas federales no han sido suficientes para salvar de la realidad a las miles de familias que a un año del paso del huracán María sobreviven en viviendas precarias y derruidas.

A 365 días de iniciada la pesadilla, 6,962 familias residentes en 10 municipios del área sur del país todavía aguardan por la prometida reparación de sus viviendas, a través del programa “Tu Hogar Renace”.

- Publicidad -

El proyecto, manejado por el Departamento de la Vivienda (DV) local, contempla devolver a 110 mil estructuras afectadas su estabilidad y seguridad.

Para lograrlo, el DV cuenta con una asignación federal de $1,145 millones, de los que $137.2 millones fueron destinados a la reparación de 13,408 viviendas en los municipios de Ponce, Yauco, Guayanilla, Peñuelas, Juana Díaz, Villalba, Santa Isabel, Coamo, Salinas y Guayama.

De esa cifra, sin embargo, hasta el pasado viernes, 14 de septiembre, solo se había completado el 48 por ciento de las obras aprobadas, constató La Perla del Sur.

Por cuentagotas

Según se desprende de la base de datos del programa “Tu Hogar Renace”, hasta el pasado viernes en Ponce había 1,758 viviendas en turno de espera para ser rehabilitados bajo el programa, cifra que equivale al 48 por ciento de las 3,647 estructuras elegibles.

Para las 1,889 viviendas que ya han sido rehabilitadas en Ponce, la inversión promedio ha sido de $9,370 por estructura.

Otros municipios con más de mil viviendas pendientes por rehabilitar son Juana Díaz (1,056), Guayama (1,023) y Salinas (1,001), donde a un año del paso del huracán solo se ha completado el 40, 41 y 46 por ciento de las obras necesarias.

A estos les sigue Villalba (con 437 pendientes), Santa Isabel (431), Coamo (368), Peñuelas (332), Yauco (303) y Guayanilla (252). En este último, solamente se ha completado el 36 por ciento de los proyectos de rehabilitación.

La dilación de obras coincide con estimados municipales que apuntan a que miles de familias en la región siguen dependiendo de toldos –muchos ya maltrechos- para resguardarse de la lluvia e inclemencias.

Según cálculos del alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, solo en su municipio cerca de 700 viviendas siguen sin techo.

En Guayanilla, el estimado del alcalde Nelson Torres Yordán apunta a 400 familias viviendo bajo toldos, mientras que en Villalba la cifra se ronda las 250.

No obstante, muchos municipios ni siquiera mantienen un censo de viviendas con toldos en su jurisdicción, corroboró La Perla del Sur.

Relegados en el campo

El inesperado panorama a un año del huracán es aún más grave en los campos, donde las tareas de reparación tardan aún más en llegar, advirtió el líder comunitario del barrio Tibes y varias comunidades en el norte de Ponce, Ernie Rivera Collazo.

“La realidad es que a un año todavía es común ver casas con toldos azules. Lo que pasa es que donde más los ves no es en la ciudad, es en los campos”, sentenció.

“Yo conozco varias familias en Tibes que sus techos todavía tienen toldos azules y sus pertenencias se siguen mojando. Hay otros que sus casas sufrieron destrozo total, y aunque se les aprobó la ayuda, siguen viviendo en casa de familiares, porque todavía no se han movilizado los fondos para la reconstrucción de sus casas. En toda la zona montañosa abundan casos como esos”, continuó.

“Así ha sido siempre. El campo siempre ha estado en segundo, tercero o cuarto plano en las prioridades, tanto municipales como estatales. Ahí la importancia de que las comunidades estén organizadas y activas ante la asignación y uso de estos fondos”, añadió.

¿Cifra conservadora?

Por otra parte, Rivera Collazo opinó que el número de familias que duermen en estructuras precarias podría ser mucho mayor al reportado, debido a la cantidad de personas que -por razones de titularidad- no cualificaron para las ayudas de “Tu Hogar Renace”.

Datos oficiales del programa confirman que de los 26,861 solicitantes de ayuda, 13,408 casos resultaron en órdenes de servicio, por lo que 13,433 o el 50 por ciento de las solicitudes no prosperaron para ayudas.

“Hay personas que llenaron los papeles de FEMA y de ‘Tu Hogar Renace’ y nunca recibieron una contestación. Muchas veces son personas mayores que no tienen transportación o la asesoría necesaria”, planteó el líder comunitario.

“Hay muchas personas que aplicaron y no se les dio, y otros que no podían (solicitar) al no contar con títulos de propiedad, registro de la casa o porque han vivido por generaciones en una casa que le pertenece a otra familia. Estas son situaciones que se ven mucho en los campos”, puntualizó.

En entredicho

Desde su inicio, el manejo de “Tu Hogar Renace” ha generado críticas y denuncias. La mayoría, por la pésima calidad de los trabajos que realizan sus subcontratistas y por facturación a sobreprecio.

Hasta el pasado mes de junio, se han contabilizado 3,884 querellas contra contratistas a cargo de las obras en la isla. De estas, 462 fueron contra Excel Contractors, firma a la que se delegó la reparación de hogares en los municipios del suroeste entre Mayagüez y Santa Isabel.

Las denuncias oscilan entre el “estatus de construcción” y la “labor, materiales y calidad” de las obras, según un informe oficial del DV.

Desde enero del 2018, Excel Contractors ha recibido tres contratos y enmiendas por la suma global de $125 millones. El más reciente de ellos -por $25 millones- fue otorgado el pasado 21 de agosto, con una duración de solo 72 días. El mismo expira el 1ro. de noviembre.

En semanas recientes, tanto alcaldes como líderes comunitarios del sur han levantado interrogantes sobre la forma en que se han realizado estas obras.

Incluso, el alcalde de Juana Díaz cuestionó la inversión millonaria que el DV alega haber hecho ya en su municipio a través de “Tu Hogar Renace” y fue más lejos al recomendar una investigación a fondo, por posibles irregularidades.

En junio, la Oficina del Contralor anunció que realizaría una auditoría de “Tu Hogar Renace”, ante el coro de denuncias y críticas. No obstante, dos proyectos legislativos radicados para que se investigue el programa permanecen desatendidos, tanto en la Cámara como el Senado.

La Resolución del Senado 578, radicada el pasado 18 de enero por un grupo de siete senadores -incluyendo Eduardo Bhatia y Juan Dalmau- persigue que se ordene a la Comisión de Innovación, Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura que investigue la aprobación de contratos bajo el programa.

Aunque recibió un informe positivo el 11 de junio en la Comisión de Asuntos Internos, permanece en espera en la Comisión de Reglas y Calendario.

De igual forma, la Resolución de la Cámara 1006 -del representante José Aníbal Díaz Collazo- fue radicada el pasado 15 de junio y lleva tres meses en la Comisión de Asuntos Internos.

Esta última ordenaría a la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Sur Central y a la Comisión de Vivienda y Desarrollo Urbano que investiguen el manejo de los fondos y denuncias sobre irregularidades en los municipios de Cayey y Cidra.

“Gran cantidad del dinero que se pasan anunciando se queda en las compañías que subcontratan. Todos hemos escuchado las historias de cómo a veces se cobran unas cantidades estúpidas por poner un toilet o una puerta”, sentenció Rivera Collazo.

“El dinero se va quedando en la burocracia y lo que realmente llega al pueblo son migajas”, concluyó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.