A dos semanas de LUMA: reina la frustración entre alcaldes de la zona sur

Foto archivo

Los alcaldes de Ponce, Juana Díaz y Villalba se sumaron al coro de voces que proclama insatisfacción y frustración con las ejecutorias de LUMA Energy, a dos semanas de haber asumido el control del sistema de transmisión y distribución eléctrica del país.

En entrevistas con La Perla del Sur, los ejecutivos municipales denunciaron además cómo apagones y fluctuaciones de voltaje se han agravado aún más a partir de la incursión de LUMA, al tiempo que el periodo de respuesta para atender las averías se ha extendido notablemente.

Asimismo, expresaron dudas sobre la capacidad de la empresa para enfrentar un escenario de emergencia durante la temporada de huracanes, ante su aparente escasez de personal.

“Ha sido un fracaso. No puedo describirlo de otra forma”, sentenció el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres. “La comunicación ha sido muy poca y lograr la ejecución de las tareas ha sido casi imposible”.

“Tuvimos un situación con un transformador en la urbanización Tomás Carrión Maduro que afectó a seis viviendas y les tomó prácticamente cinco días resolver eso, cuando ahí hay personas encamadas”, lamentó.

“Dios nos coja confesados, porque si hay alguna tormenta o huracán, la vamos a pasar muy difícil, si esta situación de LUMA continua”, agregó.

Hernández Torres criticó además lo que aparenta ser el cierre de la Oficina Técnica de Juana Díaz y su efecto en la capacidad para responder a averías en el municipio.

“Esa técnica le da servicio, tanto a Villalba como a Juana Díaz, y desde que entró LUMA ha estado cerrada. No se sabe dónde están los empleados, qué se ha hecho para sustituir los servicios de esa técnica o qué finalmente va a pasar”, puntualizó.

A la hora de cierre, el alcalde juanadino convocó a una manifestación de pueblo frente a dicha instalación el miércoles, 16 de junio a las 11:00 de la mañana. Asimismo, confirmó que se reunirá con ejecutivos de LUMA a las 10:00 de la mañana del jueves, en la Casa Alcaldía.

“El pueblo de Puerto Rico tiene que saber que esta compañía vino aquí a ganar dinero y en la medida que pueda operar el sistema con la menor cantidad de empleados posible, así lo van a hacer”, agregó Hernández Torres.

“Hay que preguntarse si no fuera por la asignación de los $12 billones para la reconstrucción del sistema eléctrico del país, si esa compañía realmente estaría en Puerto Rico”, añadió.

Fallan en lo sencillo

Su frustración fue compartida por el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz.

“La situación está muy difícil. Como presidente de la Asociación de Alcaldes, hice el ejercicio con todos los municipios y hay muchas quejas”, dijo Hernández Ortiz.

“Se tardan en contestar, indican que no tienen brigadas, no tienen el personal diestro para hacer los trabajos más técnicos y la gente llama a Servicio al Cliente y nadie les contesta”, continuó.

“Tuve varias situaciones con ellos (LUMA) la semana pasada porque hubo comunidades que estuvieron más de un día sin servicio por cosas simples que antes se resolvían rápido, con una brigada”, abundó.

Según denunció, LUMA también tardó casi una semana en reparar la avería provocada por la caída de un poste que dejó a una decena familias sin servicio en el sector Palmarejo.

“Lo que se hizo fue un empate para resolver, pero los cables siguen expuestos y eso es un peligro”, dijo.

Asimismo, Hernández Ortiz indicó que los ayuntamientos han tenido que servir de intermediarios con LUMA para lograr que se hagan tareas básicas de reparación, ante las dificultades de la ciudadanía para reportar averías y solicitar servicios.

“Antes, la gente decía que quería privatizar para que no hubiera mucha intervención política, pero ahora los alcaldes tienen que estar todo el tiempo pendientes al servicio y la gente nos llama, porque la compañía privada no les contesta”, explicó.

“Ellos han establecido unos enlaces con los municipios y en honor a la verdad, nos contestan. No podemos decir que no están recibiendo las peticiones, pero el problema es la respuesta. La respuesta siempre es tardía”, aclaró.

El primer mandatario villalbeño además criticó la falta de una estrategia de colaboración entre los municipios y LUMA para resolver tareas más sencillas.

“Me preocupa que muchos alcaldes -por frustración, por prisa o por presión- están tomando los trabajos en sus manos con brigadas municipales y eso es un riesgo”, sostuvo.

“Lo que estamos pidiendo es que si LUMA no tiene las brigadas suficientes, que hagan un acuerdo de colaboración con los alcaldes, para que podamos entrar de una manera más directa y efectiva, sin poner en riesgo a nuestros empleados”, planteó.

“También les hemos planteado que si no tienen personal suficiente, que contraten compañías privadas de Puerto Rico, por áreas, que puedan entonces ayudar a atender la crisis en lo que ellos (LUMA) se estabilizan. Pero no he visto nada sobre eso”, añadió.

“Vamos a trabajar con lo que tenemos”

Por último, el alcalde de Ponce Luis Irizarry Pabón expresó insatisfacción con las ejecutorias de LUMA, aunque indicó que la comunicación con la empresa ha mejorado en días recientes, tras reunirse con sus directivos el pasado viernes.

“Durante estas primeras semanas, en ningún momento nadie de LUMA se había comunicado con este servidor para mantener una relación o conocer las diferentes situaciones”, denunció.

“Tuve una llamada de la Secretaria de la Gobernación y (fue ella) quien me puso en comunicación con la gente de LUMA. Me reuní el viernes a las 3:00 de la tarde con el representante de LUMA en la región y ahora hemos establecido una comunicación sobre los sectores que han tenido problemas”, sostuvo. “Le voy a dar esta semana para trabajar los diferentes casos que se han presentado”.

“La falta de personal es palpable y es una de las situaciones que se les planteó”, abundó. “Antes había una que otra situación que se presentaba, pero había una mejor comunicación y atención. Ahora la situación se ha recrudecido. La comunicación está mejorando, pero aún hay tardanzas”.

“Insisto que el señor gobernador debió tomar otras medidas, pero vamos a trabajar con lo que tenemos”, añadió Irizarry Pabón.

Hernández Torres convocó además a una manifestación de pueblo frente a la Oficina Técnica de Juana Díaz el miércoles, 16 de junio. “Ha sido un fracaso. No puedo describirlo de otra forma”.