Sobre depósito de las cenizas de carbón: “esto es un abuso de poder”

Foto archivo

Ponce- Janeth Albino Teissonniere, residente de la comunidad peñolana Tallaboa Encarnación, no había tenido problemas respiratorios hasta que, desde hace más de tres años, comenzara el depósito de las cenizas de carbón en los vertederos de EcoSystems y de EC Waste, en la zona.

Los episodios constantes de asma y sarpullido han interrumpido su cotidianidad y sin titubear, afirma a La Perla del Sur, que tiene miedo, más continuará en pie de lucha por “proteger la salud” de sus semejantes.

La tarde del lunes, 21 de noviembre, fue arrestada por la Policía de Puerto Rico por impedir la entrada de quince camiones con la intención de depositar las cenizas de carbón producidas por la planta generatriz Applied Enery Answers (AES), con sede en Guayama. Sin embargo, la mañana siguiente ya estaba, nuevamente, en la entrada de Peñuelas, impidiendo que otros treinta y tantos camiones accedieran al pueblo para realizar la misma acción.

“Me arrestaron ayer, me pueden arrestar hoy, y si tengo que venir mañana, me arrestarán mañana también”, comunicó la mujer durante la alborada del martes, mientras exigía a todo pulmón que el Departamento de Salud hiciera un estudio con “todas las personas que han reportado algún síntoma de enfermedad desde que se comenzaron a depositar las cenizas”.

Esther Rosa Borrero Costas, a su lado, la secundaba y narraba que un familiar cercano, también residente en Tallaboa Encarnación, tiene que estar conectado “24/7 a una máquina de aire”.

“Esto es un abuso de poder. Estas cenizas no las van a llevar a Montehiedra. Siempre están buscando las comunidades pobres para pisotearlas”, martilló Albino Teissonniere. Los indicadores socioeconómicos de la Oficina del Contralor de Puerto Rico respaldan su planteamiento. Y es que, el ingreso per cápita en Peñuelas es de $6,488. Además, un 56.1 por ciento, de sus 24,282 habitantes, vive bajo el nivel de pobreza, aunque el 63.3 por ciento, de 25 años o mayor, posee educación secundaria o superior.

En otra línea de reclamos, la manifestante, que cubría sus ojos con lentes oscuros y vestía de manera casual, denunció que el superintendente de la Policía, José Caldero López, fue comprado para dar la instrucción de romper el piquete. Luego expresó que, durante los arrestos del lunes, a la una de la tarde, se les dijo a los veintiún detenidos que su restricción a la libertad era a causa de violar la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico.

No obstante, en la Comandancia de Ponce, a donde fueron transportados, les indicaron que su arresto era a causa de desacato, es decir, por resistencia o desobediencia a la autoridad. Albino Teissonniere añadió que en la Comandancia hacía mucho frío, y no les brindaron abrigo hasta dos horas después, ni alimentos hasta las seis de la tarde.

Esta persona, al igual que las decenas de opositores que impidieron ayer la entrada de los camiones, están al tanto de las investigaciones científicas que confirman la toxicidad presente en los componentes de las cenizas de carbón. Su alarido, explica el portavoz del Movimiento en contra de las cenizas, José Sáez Cintrón, es porque no entienden cómo luego de Ordenanza Municipal número 13, serie 2012-2013, aprobada en Peñuelas, y la decisión del juez Eric Ronda del Toro, del Tribunal de Primera Instancia de Ponce, la práctica continúa.

Sáez Cintrón confirmó que la incidencia de cáncer en Peñuelas es “alta” y rememoró lo sucedido en el barrio Encantado de Arroyo Barril, un poblado rural y costero, de clase trabajadora, al norte de la República Dominicana, donde, de forma ilegal, AES depositó cenizas y ocasionó daños nefastos en la vida de los habitantes. Llegaron a reportarse 80 abortos en 8 meses, además de malformaciones, cáncer y problemas respiratorios, valida una investigación del Centro de Periodismo Investigativo junto a La Perla del Sur.

Bajo la sombra de uno de los inmensos flamboyanes a la entrada de Tallaboa, el portavoz lamentó que la desinformación esté permitiendo que el Estado actúe en beneficio de una empresa “que no ha hecho otra cosa que envenenar al ambiente”.

“Los grupos que respaldan el depósito de las cenizas se justifican con que su empresa está creando empleo y ayudando a la recuperación económica del país. Dicen que nosotros queremos estropear eso, pero no es cierto. El pueblo tiene que entender que la creación de empleos no puede ser contraria a la conservación del medio ambiente”, arguyó.

Aire contaminado en Tallaboa

Un estudio realizado por Denny Larson, director ejecutivo del Community Science Institute – CSI for Toxic Crime Investigation, con sede en California, tomó decenas de muestras del aire en Tallaboa, entre enero y junio de este año, y encontró que en el mismo hay altas concentraciones de hierro y calcio, dos elementos indicativos de la presencia de polvo fugitivo de cenizas tóxicas de carbón.

Esta investigación, que fue encomendada por la corporación sin fines de lucro Desarrollo Integral del Sur (DISUR), a través de su proyecto de justicia ambiental “Pulmones Saludables, ¡Ahora!”, también corroboró la presencia de altos niveles de particulado y hollín de diésel en la calle 1 de Tallaboa Encarnación, en el sector Pueblito y en la Escuela Elemental Jorge Lucas Pérez Valdivieso, debido al paso de camiones por la cercana carretera estatal PR-2.

En estos tres lugares los niveles de particulado excedieron los parámetros determinados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), mientras que la cantidad de hollín de diésel en el sector Pueblito expone a los residentes a mayor riesgo de afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Los riesgos a la salud asociados a la exposición de altos niveles de particulado fino incluyen muerte prematura en personas con enfermedad cardiaca o pulmonar, ataques al corazón no fatales, latido del corazón irregular, asma agravada, disminución de la función pulmonar, irritación de las vías respiratorias, tos y dificultad para respirar.

Sin embargo, un camionero que no quiso ser identificado, reiteró a La Perla del Sur que él lleva doce años manejando los camiones que portan las cenizas de AES y que su estado de salud es impecable. Remachó que los manifestantes “son unos mafuteros que no quieren que el país progrese”, aunque los datos del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico apuntan a que Peñuelas es el quinto pueblo con mayor incidencia de cáncer en la Isla.

Es por ello que la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, quien fue arrestada la mañana de hoy en medio de la manifestación, consideró ayer que es crucial que se renueven las políticas energéticas “retrógradas y primitivas”. “Eso de todos los días quemar carbón, eso de generar de 600 a 100 toneladas de cenizas tóxicas para poder prender bombillas en las casas, eso tiene que superarse porque es algo que está obsoleto. Este es el asbesto del siglo 21”, machacó.

Santiago Negrón recalcó que Peñuelas ha sido una comunidad marginada desde hace décadas y enumeró los desastres ambientales provocados por los residuos de las petroquímicas; la planta de ácido; el gasoducto; la quema de neumáticos; y la cremación ilegal de cadáveres.