Proponen convertir el Sistema UPR en empresa

Foto: EFE

SAN JUAN- La senadora Rossana López León presentó el lunes varias propuestas legislativas encaminadas a que la Universidad de Puerto Rico se convierta en un motor de desarrollo económico, mediante la creación de empresas universitarias y patentes.

Según López León, sus propuestas evitarían que la Junta de Control Fiscal determine cerrar algunos recintos.

“No tenemos que esperar por las decisiones que tome la Junta de Control Fiscal. Estamos poniendo en un listado la disponibilidad de prácticas curriculares que ya ofrecen servicios a la comunidad, que potencian desarrollo tecnológico, que a su vez redundan en la economía. Lo importante es que los negocios estén conectados con esos servicios y la protección de esas patentes. Sí se tendrían que crear otras corporaciones en otros Recintos, pero no estamos hablando de propuestas, sino de planes específicos que ya se están desarrollando y deberían comercializarse”, dijo López León en conferencia de prensa.

En específico, se refería al proyecto de los postes con tecnología de Diodo Emisor de Luz (LED, por sus siglas en ingles) que actualmente se desarrolla en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Según la senadora, para lograr que el Sistema de la UPR se convierta en una empresa, tendrían que enmendarse varios estatutos que actualmente no permiten que los universitarios puedan generar dinero propio con la creación de patentes y las prácticas estudiantiles. E incluso, contratar con el propio gobierno para dar servicios o proyectos que actualmente realiza la empresa privada.

“Hay unos escenarios que no le permite a la Universidad contratar con el mismo Gobierno ni tampoco con la empresa privada. Tenemos que sacar las piedras del camino que no permiten eso”, expuso.

Citó como ejemplo, unas disposiciones de la Ley de Ética Gubernamental, que no permitían que algunos investigadores del Departamento de Ciencias Moleculares pudieran realizar algunas investigaciones. También, hay unas disposiciones de la Oficina del Contralor, en cuanto a lo que tiene que ver con los requisitos documentales para las contrataciones.

Asimismo, se creará un reglamento intrauniversitario, de manera que los once recintos puedan colaborar en proyectos. Finalmente, se enmendará la Ley Universitaria, de manera que permita la comercialización de productos creados en el Sistema UPR.

Estimados hechos por el economista José Joaquín Alameda, que proveyó la senadora, dan cuenta de que en el renglón de servicios, el Sistema UPR podría ahorrarle al Gobierno $600 mil anuales. Esto tomando como base a 12 estudiantes de práctica con 15 horas semanales. En lo que tiene que ver con las patentes, una sola empresa podría generar hasta doce millones de dólares, si se logra comercializar.