Partidos politicos intensifican campaña a un mes de las elecciones

Foto: Florentino Velázquez | La Perla del Sur

SAN JUAN- Los partidos intensificaron la campaña electoral en Puerto Rico desde ayer, sábado, coincidiendo con un mes para la celebración de las elecciones generales del 8 de noviembre, que se prevé se resuelvan, como en 2012, por un estrecho margen.

El jefe de campaña del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Calixto Negrón, señaló que la campaña electoral, que, aunque se acelera en estas 4 últimas semanas y no tiene establecido un periodo concreto, se ha reducido sensiblemente en duración por la crisis económica.

Dijo que el PIP espera un buen desempeño de su candidata, María de Lourdes Santiago, aunque las encuestas dan un pobre resultado al históricamente tercer partido por votos de la Isla.

David Bernier, la apuesta del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), y Ricardo Rosselló, del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP), se disputarán por posible estrecho margen la victoria.

La última encuesta publicada, del pasado septiembre y sobre una muestra de 1,000 entrevistas, situaba a Rosselló con un 40.5 por ciento del voto seguido de Bernier con el 38.5 por ciento, mientras que María de Lourdes Santiago del PIP obtendría un 3.5 por ciento.

La encuesta otorgaba a los debutantes y candidatos independientes Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro, un 8 por ciento y 4 por ciento del voto, respectivamente, mientras que por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe, lograría un 1.5 por ciento, con el 4 por ciento restante para los indecisos.

Algunos analistas políticos predicen que la distancia de dos puntos pueda estrecharse durante las próximas 4 semanas.

En las generales de 2012, Alejandro García Padilla, el actual gobernador del PPD y que hace meses decidió no presentarse a la reelección por la imposibilidad de compaginar la gestión de la crisis con la campaña electoral, se impuso con el 47.7 por ciento a Luis Fortuño, del PNP, que obtuvo el 47.1 por ciento.

Bernier es un odontólogo y antiguo campeón panamericano de esgrima que durante la presente legislatura se desempeñó como secretario de Estado, y como presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico durante el gobierno de Luis Fortuño (2009-2013).

De carácter tranquilo y a punto de cumplir los 40 años, sus detractores le acusan de comprometerse lo menos posible y no ser suficientemente claro en las posturas que asume.

Propone reconstruir una estrategia económica de Puerto Rico que considera obsoleta y en cuanto a la situación política mantener el actual Estado Libre Asociado, aunque está abierto a negociar con Estados Unidos su desarrollo.

Ricardo Rosselló, de 37 años e hijo del exgobernador Pedro Rosselló (1993-2000), es un investigador científico y profesor universitario que se ganó el puesto de candidato tras imponerse en primarias el pasado verano al mucho más experimentado Pedro Pierluisi.

El candidato del PNP, a quien muchos acusan de nulo bagaje político y de haber llegado a donde está gracias a los contactos de su padre, acusa al Gobierno de haber provocado un éxodo masivo de puertorriqueños y asegura que convocará un referéndum para votar la anexión a Estados Unidos.

Además, propone reducir el gasto gubernamental aumentando la efectividad del Gobierno mediante la creación de una plataforma tecnológica y de un centro de oportunidades dirigido a capacitar al personal de las agencias gubernamentales para obtener más fondos federales para la isla.

Aunque el tema económico está en el centro del debate, los votantes puertorriqueños votar mayormente por quien represente el status político al que aspiran.

El PPD en el Gobierno, un partido de centro-izquierda en el ámbito económico y social, apuesta por perpetuar el Estado Libre Asociado que rige en Puerto Rico desde 1952 manteniendo el pasaporte americano.

El PNP quiere que el País se integre plenamente a Estados Unidos y pase a ser un estado más, a lo que suma un perfil de formación más conservadora.