179 querellas ante DACO por cobro de mensualidades en gimnasios

La Resolución Conjunta de la Cámara 702 busca prohibir gimnasios a cobrar mensualidades desde la declaración de emergencia del COVID-19

Foto: Visualhunt

El Capitolio – La Comisión de Asuntos del Consumidor, Banca y Seguros, que preside la representante Yashira Lebrón Rodríguez, inició el estudio de la Resolución Conjunta de la Cámara 702, que busca prohibir a los gimnasios a cobrar las mensualidades desde la declaración de emergencia del COVID-19 por el Gobierno de Puerto Rico.

María Fernanda Vélez León, asesora legal del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), informó que ante la dependencia gubernamental se han presentado 179 querellas relacionadas al cobro de la cuota mensual de los gimnasios.

La funcionaria favoreció la medida de la autoría de los representantes José “Che” Pérez Cordero y Maricarmen Mas Rodríguez y reconoció que “algunos gimnasios han continuado cobrando cuotas mensuales a sus clientes, pese a existir una orden de cierre que les impedía brindar sus servicios”.

Seguido, la licenciada indicó que “en lo que respecta a las reclamaciones ante nuestra agencia, al momento son 127 los casos que se encuentran en proceso de mediación, habiéndose resuelto 24”.

Esto, al explicar que todas las querellas se consolidaron en la Oficina de San Juan por ser la jurisdicción con mayores reclamaciones y que otras disputas similares se están atendiendo en los tribunales.

A preguntas de la presidenta de la Comisión sobre cuáles empresas de gimnasios se ha recibido la mayor cantidad de querellas, Vélez León manifestó que “todas” son de la Compañía HCOA Fitness.

Ante tal detalle, la autora de la medida comentó que “esta práctica constituye un abuso de poder para nuestros ciudadanos quienes, por fuerza mayor, se ven imposibilitados de hacer uso de estas facilidades y sufren el menoscabo económico por parte del comercio que cobra las mensualidades a sabiendas de que no están brindando los servicios”.

Como parte de sus argumentos, Vélez León manifestó que la pieza legislativa ante consideración “representa un excelente punto de partida para atender el problema”.

Sin embargo, sugirió a la presidenta de la Comisión a “ir más allá”, ya que esta situación se vivió con el 2017 tras el paso de los huracanes Irma y María.

“Consideramos que sería aconsejable prevenir más allá de la situación actual”, dijo la asesora legal del DACO al plantear que la legislación no se limite a la emergencia actual.

Esto, al recomendar que la prohibición de cobro “se limite a aquellos períodos en los cuales los gimnasios no puedan ofrecer los servicios a sus clientes en virtud de un decreto de emergencia que les impida abrir al público”.

Por último, la representante Mas Rodríguez señaló que “esta medida remedia una de las muchas de las necesidades que están experimentando los consumidores como consecuencia de la pandemia ocasionada por el COVID-19”.