Ya es ley: Notarios públicos podrán conceder divorcio por ruptura irreparable

Desde el 1930, el divorcio solo podía ser concedido mediante juicio y por sentencia dictada por el Tribunal de Primera Instancia.

No más procesos ante los tribunales a partir del 7 de diciembre de 2016.

El pasado 9 de agosto entró en vigor la Ley 155 del año 2016, que faculta a los Notarios Públicos admitidos a la práctica notarial en Puerto Rico a conceder el divorcio por la causal de Ruptura Irreparable mediante una escritura pública.

- Publicidad -

Desde el 1930, según el artículo 97 del Código Civil de Puerto Rico, el divorcio solo puede ser concedido mediante juicio en la forma ordinaria y por sentencia dictada por el Tribunal de Primera Instancia.

Sin embargo, luego de casi un siglo, la nueva ley permite, en limitadas circunstancias, el divorcio fuera del proceso, tedioso y agobiante para muchos, ante el Tribunal.

Según la nueva legislación, los cónyuges podrán declarar su divorcio única y exclusivamente por la causal de ruptura irreparable, cuando no existan menores de edad o incapacitados procreados durante la vigencia del matrimonio o dependientes de ambos cónyuges y no existan bienes o deudas gananciales sujetos a un pleito de división.

Una vez otorgada la escritura pública de divorcio por ruptura irreparable, los cónyuges tendrán un término de 30 días para revocar su decisión. Este proceso se realizará también ante un notario público mediante un Acta de Revocación.

Transcurridos los 30 días, el divorcio se considerará final y firme y el notario procederá a presentar una copia certificada de las escritura ante el Departamento de Salud del Estado Libre Asociado de Puerto Rico para que se realice la anotación sobre divorcio.

¿Qué necesitarán los cónyuges?

Al momento en que se otorgue la escritura pública sobre divorcio, los cónyuges deberán presentar su Certificado de Matrimonio expedido por el Registro Demográfico, proveer al notario su información personal, establecer la inexistencia de hijos menores de edad o personas incapacitadas que dependan de ambos cónyuges, al igual que la inexistencia de bienes o deudas gananciales que estén o puedan estar sujetas a un proceso de división y una identificación vigente que contenga foto y firma.

¿Cuándo se puede comenzar con el proceso?

Aun cuando muchos desearían que este mecanismo sencillo y rápido estuviese disponible de inmediato, según la “Sección 5” de la Ley, entrará en vigor pasados los 120 días desde su aprobación, por lo que no será hasta el 7 de diciembre de 2016 que se podrá comenzar con los procesos de divorcio ante notario público.

(La autora es abogada notaria establecida en Ponce. Para orientación adicional puede llamar al 787-607-9588 o 787-500-7764)