Varían las posturas de los candidatos sobre las cenizas de carbón

La senadora independentista María de Lourdes Santiago Negrón reiteró su llamado a que se prohíba el depósito de cenizas de carbón en los vertederos del país.

Aunque la mayoría de los candidatos a la gobernación expresaron su rechazo al depósito de cenizas de carbón en los vertederos del país, todos tuvieron posturas encontradas sobre cómo atender las consecuencias de la generación eléctrica con carbón en la planta de AES en Guayama.

“Hay que acabar con la generación de energía con carbón”, sentenció la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago Negrón, quien reiteró su rechazo absoluto al depósito de cenizas de carbón en la Isla.

- Publicidad -

La Senadora enfatizó que el PIP ha estado en “la línea de fuego” en la lucha para impedir el depósito de cenizas de carbón en el vertedero de Peñuelas y destacó que es autora de un proyecto de ley que busca la disposición de cenizas tóxicas en los vertederos de la Isla.

La líder independentista dijo, además, que el Gobierno permitió el depósito de las cenizas en varios vertederos a pesar de una cláusula en el contrato entre AES y la Autoridad de Energía Eléctrica que lo prohibía y obligaba a la exportación de esos residuos tóxicos a los Estados Unidos, antes de que el pacto fuera enmendado.

La candidata independiente Alexandra Lúgaro Aponte también se comprometió a impulsar el cierre de operaciones de la planta de AES en Guayama por el daño que ocasiona al ambiente y a la salud.

Afirmó, empero, que mientras la planta esté en operación, evaluaría que las cenizas que produce en su generación de electricidad se puedan reciclar como material de construcción, sujeto a análisis científico.

Lúgaro Aponte expresó su preferencia por promover fuentes de energía renovable, incluyendo la instalación de paneles solares en los techos de industrias y de las residencias.

Rafael Bernabe Riefkohl, candidato del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) también declaró que hay que frenar la operación de AES en Guayama. Esto, como parte de un esfuerzo para transicionar la producción de energía eléctrica, de combustibles fósiles a fuentets renovables.

En lo que se concreta dicha transición, dijo que las cenizas de AES deberían ser exportadas, según establecía el contrato originalmente.

Por su parte, el candidato independiente Manuel Cidre Miranda fue más ambiguo en su postura.

“Si son tóxicas me amarro a un poste” y las tienen que disponer “por encima de mi cadáver”, sostuvo Cidre Miranda.

No obstante, el empresario dijo carecer de evidencia científica de que las cenizas sean tóxicas, al alegar que la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) lo ha refutado. De hecho, el candidato independiente emplazó a la directora de la Región del Caribe de la EPA, Carmen Guerrero Pérez, quien hasta mayo pasado dirigió el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, a que certifique si son o no tóxicas.

Honrarían el contrato de AES y la AEE

Por su parte, los dos candidatos de los partidos mayoritarios, David Bernier Rivera y Ricardo Rosselló Nevares, afirmaron que honrarían el contrato de producción de energía entre AES y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Aun así, el candidato del Partido Popular Democrático (PPD) declaró que se opone categóricamente al depósito de las cenizas en los vertederos de la Isla y aseguró que trabajaría para prohibirlo, prefiriendo exportarlas fuera del país.

En el caso de Rosselló Nevares, este insistitió que la operación generatriz mediante la quema de carbón cumple con los estándares de la EPA, aunque dejó la puerta abierta para cambiar de postura si se demuestra que el depósito de cenizas tiene efectos nocivos para la ciudadanía.

Por ahora, el candidato novoprogresista recalca que las cenizas tienen que disponerse, según establecido por la EPA, en vertederos que cuenten con las barreras establecidas por las leyes federales.