Tribunal ordena la paralización de reducción de salario a profesores de la Academia del Perpetuo Socorro

Además, ordenó a los demandados a comparecer al Tribunal el 24 de agosto de 2018

Foto: Visualhunt

San Juan – El juez superior Anthony Cuevas Ramos ordenó el martes, la detención del proceso de reducción de salario de un doce por ciento a los profesores y el despido de personal de mantenimiento de la Academia del Perpetuo Socorro en San Juan.

“En este caso entendemos que, a modo de preservar los derechos de la parte demandante, resulta necesaria la intervención inmediata de este Tribunal para evitar que dicha parte sufra perjuicios, pérdidas o daños inmediatos e irreparables y reiterarle a los demandados abstenerse de realizar cualquier cambio relacionado al estatus laboral, pago de sus salarios y/o cualquier beneficio económico adquirido con anterioridad a la presentación de esta demanda y que no se violen los derechos de la parte demandante, mientras dilucidamos los méritos de la demanda en una vista de interdicto”, indicó el juez Cuevas Ramos en la orden.

- Publicidad -

“La misma expirará en diez (10) días a partir de hoy, a menos que este plazo sea prolongado por justa causa”, añadió.

Además, ordenó a los demandados a comparecer al Tribunal el 24 de agosto de 2018 a las 2:00 de la tarde, al Salón de Sesiones 904, fecha en que se celebrará la vista de injunction preliminar en cuanto al presente reclamo únicamente.

La demandante expone que la Iglesia ha incurrido en varias actuaciones dirigidas a penalizar a los empleados y maestros de la Academia del Perpetuo Socorro por la presentación de la demanda de autos y por reclamar sus derechos.

Argumentaron que, Perpetuo Socorro les ha informado a los maestros que a ella le toca hacerse cargo del pago de las pensiones, no a la Iglesia, según lo resuelto por el Tribunal, por lo que, a los empleados se les ha comunicado que, como existe una deuda cuantiosa por el pago de los beneficios de pensión, a los empleados se les está reduciendo su compensación.

Además, argumentaron, que los empleados de Perpetuo Socorro fueron los primeros en organizarse para reclamar sus derechos y fueron los que se encargaron de gestionar la representación legal de la parte demandante en este caso. Ellos han presentado una acción de clase para reclamar sus derechos en contra de la Iglesia Católica.

Arguye que la conducta de la Iglesia constituye una clara represalia, dirigida a disuadir a los empleados de las otras 40 escuelas que participan en el Plan de pensiones de reclamar sus derechos.

Expone además que, dicha conducta está claramente proscrita por la Ley de Represalias de Puerto Rico, 29 L.P.R.A. sec. 194. Afirma que, la conducta de la Iglesia da lugar a un caso primafacic en su contra, porque la actuación contra los obreros se produce luego de que estos instaran una reclamación judicial, en la que han obtenido la concesión de remedios contra la Iglesia.