Tribunal de Apelaciones paraliza elección en Gurabo

Foto: Visualhunt

El Panel V del Tribunal de Apelaciones (TA) paralizó hoy la selección del nuevo alcalde o alcaldesa de Gurabo, a solicitud del Partido Nuevo Progresista (PNP), que sostiene una guerra con la Legislatura Municipal de este municipio y con el comité municipal de ese partido.

El alcalde electo Víctor Ortiz no llegó a juramentar al cargo luego que fuese encausado por la fiscalía federal por soborno y actos de corrupción en diciembre. El juicio aun no ha comenzado.

- Publicidad -

Un tribunal de instancia de Caguas le dio paso ayer a la Legislatura Municipal y al comité para que iniciase, mediante la Ley de Municipios Autónomos, a llenar la vacante.

Hoy, el PNP acudió al TA para que revise la determinación del tribunal inferior.

El recurso fue acogido por el Panel, compuesto por los jueces Roberto Sánchez Ramos, que lo preside, Grace Grana Martínez y Giselle Romero García.

“En auxilio de nuestra función revisora, se paralizan los procedimientos pendientes ante la Legislatura Municipal de Gurabo y ante el Comité local del PNP en Gurabo, hasta que otra cosa provea este Tribunal”, se afirmó hoy en la Resolución de los jueces apelativos.

El tribunal le concedió a la parte apelada hasta el lunes al mediodía para que se exprese en torno a los méritos del recurso del PNP.

La corte de instancia en el tribunal de Caguas había declarado no ha lugar la solicitud del PNP para que el nuevo ejecutivo municipal de Gurabo se determine al amparo de la Ley Electoral y no de la Ley de Municipios Autónomos, como sostienen los gurabeños.

Cuando el alcalde reelecto Ortiz fue arrestado, el Directorio de PNP lo suspendió de sus puestos de liderato en el partido, entre ellos presidente del Comité Municipal y la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente lo suspendió de su puesto.

Ortiz, de todos modos, nunca juramentó ni llegó a tomar posesión del cargo el 9 de enero, puesto al que había sido reelecto. Su mandato inició en el 2005.

La Legislatura Municipal le concedió otros 15 días después del 9 de enero para que juramentara, que culminaron sin que se posesionara del municipio.

El PNP presentó en el tribunal de instancia un entredicho provisional y permanente y sentencia declaratoria para paralizar las acciones de los funcionarios del municipio y su legislatura municipal, quienes comenzaron a llenar la vacante mediante la Ley de Municipios Autónomos.

El PNP alegó que ese mecanismo limitaría el derecho de los electores del municipio y la competencia entre los candidatos a ocupar la vacante y que el asunto versaba únicamente sobre la vacante al puesto, siendo la Ley Electoral la norma aplicable.

La Legislatura Municipal advirtió el 26 de enero al Comité Municipal que llenara la vacante en 15 días, pero no le informó al PNP central, como exige la Ley Electoral.

Con esos actos la batalla entre los funcionarios municipales de Gurabo y el comité local del partido contra el PNP en San Juan quedó entablada.

El PNP prefiere una asamblea de delegados para llenar la vacante.

La Legislatura Municipal le había pedido al tribunal de instancia que desestimara la solicitud por no tener el PNP central “legitimación activa”, y no probar daños específicos sino que especuló sobre ellos y tampoco evidenció como se afectan sus derechos.

El tribunal determinó este miércoles, entablada la controversia y escuchadas todas las partes interventoras, que “resulta improcedente el recurso interdictorio presentado por la parte demandante (el PNP). Se dicta Sentencia Declaratoria estableciendo que el procedimiento en este caso debe realizarse a tenor con el Artículo 3.003 de la Ley de Municipios Autónomos” (LMA).

De ahí que declarase la juez Gladys González Segarra “no ha lugar” al recurso incoado.

Este artículo de la LMA provee para el procedimiento para cubrir una vacante cuando el alcalde no toma posesión del cargo. Y después de concederle 15 días más para que lo haga, si no asume el puesto, le notifica al comité municipal del partido que ganó sobre la vacante y le concede hasta 15 días para que seleccione a la persona.

El comité entonces le envía el nombre que seleccionó y tomará posesión inmediatamente después de su selección y desempeñará el cargo hasta el tiempo en que fue electo el candidato original.

La Legislatura Municipal o el presidente municipal del partido le notifican a la Comisión estatal de Elecciones para que lo certifique.

Son esos procedimientos los que fueron detenidos por el Tribunal de Apelaciones, hasta que tome una decisión.