Tomillo: un remedio casero con potencial

El tomillo favorece la eliminación de mucosidad de las vías respiratorias. Por eso, su infusión alivia los síntomas de catarros y gripes.

Foto suministrada

El tomillo o Thymus vulgaris es una planta originaria del Mediterráneo y pertenece a la familia de las Labiadas, igual que el romero, la albahaca o la menta.

En la cocina, se utiliza como una especia para condimentar todo tipo de platos debido a su aroma y sabor. Sin embargo, pocos aplican las propiedades medicinales de sus hojas y flores, así como su aceite esencial.

- Publicidad -

Propiedades medicinales

El tomillo tiene componentes muy interesantes entre los que resaltan el aceite esencial con fenoles como timol y carvacol, flavonoides y terpenoides.

Estos componentes confieren al tomillo propiedades antibacteriana, antivírica, expectorante, antiinflamatoria, antiséptica, digestiva, mucolítica, antioxidante, antifúngica, analgésica, antitusiva y diurética.

Beneficios

El aceite esencial de tomillo es estimulante. Con unas gotitas en un quemador con agua puede disfrutar de su agradable olor en el hogar.

El tomillo podría ser efectivo para reducir la tensión arterial.

Fortalece el sistema inmunitario.

Es una planta medicinal efectiva para los casos de asma, laringitis y bronquitis. Tome una infusión de tomillo para aliviar el dolor de garganta y la tos.

El tomillo favorece la eliminación de mucosidad de las vías respiratorias. Por eso, su infusión alivia los síntomas de catarros y gripes.

Aplique el aceite esencial de tomillo con un aceite base en zonas con artritis, reuma o contracturas musculares para aliviar el dolor y la inflamación, y mejorar la movilidad.

La infusión de tomillo no solo mejora las digestiones lentas y pesadas. También previene la formación de gases en el tracto gastrointestinal.

Con enjuagues o buches de la infusión del tomillo podrá aliviar aftas, mejorar la higiene bucodental, la gingivitis o problemas de encías.

El tomillo ayuda a eliminar las espinillas y los granos y a limpiar la piel. Para ello prepare una infusión y, con unos algodones o gasas, aplíquela dando golpecitos sobre la zona donde tenga acné. Hágalo una vez al día.

También mejora los problemas de la piel. Aplique el aceite esencial mezclado con aceite base y de masaje en la zona afectada.

Elimina los hongos de uñas y piel con aceite esencial de tomillo. En la uña aplíquelo con una gasa o bastoncillo y para la piel diluya el aceite esencial en un aceite base, como el de almendras dulces o coco.

(Para más información acceda a www.ecoagricultor.com)